Informe CICCRA: cayó la faena vacuna durante noviembre

Informe CICCRA: cayó la faena vacuna durante noviembre

Compartir

La actividad de la industria frigorífica vacuna experimentó un nuevo retroceso durante noviembre de 2018, considerando las estadísticas preliminares. Y ello se combinó con un nuevo incremento de la participación de las hembras en la faena total, indicó en su último informe económico la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA).

En noviembre de 2018 se habrían faenado ,081 millones de cabezas de hacienda vacuna, lo que arrojó una caída de 3,8% anual.

Mientras la faena total disminuyó, la faena de hembras continuó creciendo durante noviembre. En total se faenaron 505,5 mil hembras, es decir casi 1% más que en noviembre de 2017. En cambio, se faenaron 575,5 mil machos, lo que arrojó un retroceso de 7,5% anual. En consecuencia, la participación de las hembras en la faena total ascendió hasta 46,8% en el undécimo mes del año.

 Al considerar los primeros once meses de 2018, la faena total llevada adelante por 382 establecimientos llegó a 12,25 millones de vacunos  y se ubicó 6,5% por encima de la registrada en el mismo período de 2017. Un total de 84 plantas explicaron 75% de la faena, las cuales faenaron en promedio 109 mil cabezas.

Las hembras representaron 45,2% de la faena total en los primeros once meses del año. Esto representó un avance de 2,6 puntos porcentuales con relación al promedio de los primeros once meses de 2017.

Por un lado, la demanda externa (China/Rusia) tracciona la faena de vacas (+16,6% anual), cuya importancia relativa subió de 17,1% del total en enero-noviembre de 2017 a 18,9% en el mismo lapso del corriente año. Pero, por el otro lado, la aguda restricción crediticia que transita la economía argentina está llevando a los productores ganaderos a desprenderse también de vaquillonas (+23,2% anual), las que también han elevado su participación en la faena total de 10,2% a 12,0% entre los períodos analizados.

La producción de carne vacuna fue de 249 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) en noviembre pasado.

En los primeros once meses de 2018 se produjeron 2,8 millones de tn r/c/h de carne vacuna, es decir 7,9% más que en enero-noviembre del año pasado.

En el undécimo mes del año se produjeron 249 mil tn r/c/h de carne vacuna. Esto implicó una retracción de 26 mil tn r/c/h con relación al mes previo (-9,5%).

Si suponemos que el volumen exportado se ubicó en aproximadamente 44,5 mil tn r/c/h equivalentes en el último mes (-6,5% mensual), se habrían enviado 204,3 mil tn r/c/h al mercado interno. Al expresarlo en términos per cápita, el envío de carne vacuna al mercado interno habría bajado a 55,1 kg/hab/año.

En tanto, cuando se consideran los primeros once meses del año la producción de carne vacuna totalizó 2,8 millones de tn r/c/h y se ubicó 7,9% por encima del nivel registrado en enero-noviembre de 2017.

 En 2018 la mayor proporción del aumento de la producción de carne vacuna se exportó (93,5% de las 205,6 mil tn r/c/h adicionales producidas). Las exportaciones habrían ascendido a 475,2 mil tn r/c/h de carne vacuna, ubicándose 68,0% por encima de las registradas en enero-noviembre del año pasado. Su importancia en el total producido pasó de 10,9% a 17,0% entre los períodos considerados.

Las exportaciones de carne vacuna totalizaron 33,15 mil toneladas peso producto (tn pp) en octubre de 2018, ubicándose 51,0% por encima del nivel alcanzado en octubre del año pasado. Al medirlas en toneladas res con hueso, las exportaciones totalizaron 47.613 tn.

 Por los embarques certificados durante octubre se facturó un total de 160,4 millones de dólares, es decir 20,8% más que un año atrás. El precio promedio quedó en 3.368 dólares por tn r/c/h, guarismo que resultó 20,2% menor al promedio observado en octubre de 2017.

Al considerar los primeros diez meses del año, se verificaron exportaciones por un total de 279,1 mil tn pp de carne vacuna (+75,1% anual), las que equivalieron a 430,7 mil tn r/c/h (+69,9%). En lo que respecta a los ingresos por ventas al exterior, en enero-octubre llegaron a 1.553,5 millones de dólares y se mantuvieron 48,1% por encima de los ingresos registrados en igual período de 2017. El precio promedio registró una caída de 12,0% anual, ubicándose en 3.634 dólares por tn r/c/h.

A China se embarcaron 155.144 tn pp en enero-octubre de 2018, es decir el doble del volumen exportado en enero-octubre de 2017 (+104,6% anual). Dicho en otros términos, 5,5 de cada 10 kilogramos de carne vacuna exportados desde Argentina. Las exportaciones se conformaron principalmente con cortes del delantero.

Los ingresos por ventas a China ascendieron a 652,2 millones de dólares en lo que va de 2018 y resultaron 107,4% superiores a los ingresos de enero-octubre del año pasado. Del total facturado por los exportadores argentinos de carne vacuna, China explicó 42,0%. En tanto, el precio promedio fue de 4.204 dólares por tn pp y se mantuvo 1,4% por encima del promedio correspondiente a los primeros diez meses de 2017.

Rusia adquirió 35.605 tn pp de carne vacuna congelada en los primeros diez meses del ejercicio actual, 703,7% más que en igual período de 2017. Su participación en el total llegó a 12,3%. Y los ingresos por estas ventas totalizaron 121,5 millones de dólares (+650,4% anual). El precio promedio de las ventas realizadas a Rusia disminuyó 6,6% anual (3.414 dólares por tn pp).

Del total exportado en los primeros diez meses del año, China y Rusia explicaron dos tercios. En tanto, del aumento del volumen exportado desde Argentina entre los primeros diez meses de 2017 y 2018, 92,4% se dirigió a China y Rusia. Este es uno de los factores que permite explicar por qué avanzó la faena de hembras (vacas, en particular) más que la faena total en el transcurso del año.

El tercer destino de exportación para la carne vacuna argentina fue Chile, seguido por Alemania que se mantuvo en el cuarto lugar e Israel en el quinto.

El precio promedio de la hacienda en pie se ubicó en $ 39,836 por kilo vivo en noviembre de 2018, lo que arrojó una caída de 0,9% mensual. Fue la segunda baja consecutiva, acumulando una disminución de 4,8% en relación al máximo de septiembre de 2018. Al igual que en octubre, la retracción mensual alcanzó a casi todas las categorías, con excepción de los toros (+1,9% mensual). Cabe resaltar que las categorías destinadas mayormente al consumo interno fueron las que mayores disminuciones tuvieron en su valor promedio: ternero, -2,4% mensual ($ 44,681 x kilo vivo), novillo, -2,3% ($ 42,931), vaquillona, -2,2% ($ 41,087), y novillito, -1,3% ($ 45,193). En tanto, las vacas y los MEJ exhibieron contracciones de 1,0% y 0,9% mensual.

 Al comparar los valores de septiembre y noviembre de 2018, se reconfirma que las categorías más vinculadas al abastecimiento del mercado interno (novillo, novillito, vaquillona y ternero) fueron las que experimentaron el mayor ajuste (-6,2%; ver cuadro que se presenta más abajo). Esta corrección diferencial resultó consistente con el incipiente ingreso del ciclo ganadero en una nueva fase de liquidación de existencias (ver sección Nº 1).

 En el último mes la cotización del dólar en pesos argentinos bajó 1,7%, con lo cual el valor promedio de la hacienda en dólares subió 0,7% y se ubicó en un nivel de US$ 1,092 por kilo vivo. El valor en dólares de las categorías destinadas a abastecer el mercado interno disminuyó. En el caso del ternero, -0,8% mensual; en el del novillo, -0,7%; y en el de la vaquillona, -0,6%. En cambio, el valor de los toros aumentó 3,6% en dólares (US$ 0,959 por kilo vivo), en tanto que el de la vaca y el del MEJ subió 0,7% en cada caso, y el precio del novillito aumentó 0,3% mensual.

En noviembre se registró una nueva suba del precio promedio de los cortes vacunos en los mostradores del Gran Buenos Aires (GBA), y lo mismo ocurrió con el precio del pollo y de los cortes porcinos. El dólar y la hacienda en pie volvieron a disminuir con relación a octubre, pero es importante destacar que los precios al consumidor de los cortes cárnicos se ajustan más tarde que el precio de la hacienda, por lo que continuaron cerrando la brecha que se había generado en meses anteriores. La caída del poder adquisitivo de las familias impone en el corto plazo un freno a la velocidad con la cual los precios al consumidor de los cortes cárnicos se pueden adaptar al nuevo valor de la hacienda en pie.

El precio del pollo fue el que más subió en el último mes (1,3%), seguido por el promedio de los cortes porcinos (1,1%) y por el promedio de los cortes vacunos (0,4%). Y en la comparación anual, también fue la carne aviar la que mayor aumento registró (64,0%), seguida por el promedio de la carne vacuna (38,8%) y de la carne porcina (34,0%).

Fuente: CICCRA.