Hay trigo de sobra, pero… ¿alcanzará para el pan argentino?

Hay trigo de sobra, pero… ¿alcanzará para el pan argentino?

Compartir
Subsecretario de Mercado Agropecuarios, Jesús Silveyra: "Esperemos que no falte" (harina para hacer el pan)

Frente a la necesidad que tiene el Gobierno de recrear un acuerdo de precios en donde se incluya al pan, como lo hiciera en su momento el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, empiezan a surgir dudas en el Ejecutivo sobre si es momento de rever las exportaciones de trigo ante el temor de que falte la harina para la elaboración del alimento. Las molinerías deberán por lo pronto salir a ofrecer un mejor valor para hacerse de la materia prima, un efecto que se trasladará a las panaderías.

Durante el lanzamiento de la campaña fina 2019-2020 por parte de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el subsecretario de Mercado Agropecuarios, Jesús Silveyra, deslizó su preocupación por el futuro del cereal. Mientras daba un panorama sobre el gran volumen comprado por parte de la exportación (13,2 millones de toneladas) trastabilló y dijo: “Esperemos que no (falte)” y se corrigió: “Estamos seguros de que no nos vamos a quedar sin trigo, ¿no es cierto Diego?”. El funcionario dirigió su mirada hacia el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, que sólo asintió con la cabeza hacia abajo.

Hoy nada indica que se vayan a instalar los cupos para la exportación, pero en el Gobierno hay algo de culpa entre algunas secretarías. Mientras un grupo se muestra enojado porque a esta altura del año los exportadores ya tienen en su poder un 70% de una producción total de 19 millones de toneladas, otro grupo celebra que ese “gran volumen” se traduzca en “divisas”, que es precisamente lo que se necesita para controlar el tipo de cambio junto a lo que llega del FMI.

¿Y la mesa de los argentinos? Nada hacía suponer que hoy el Ejecutivo discuta la posibilidad de instalar un congelamiento de precios y especialmente con el pan. Un tema que Guillermo Moreno hizo durante su gestión al frente de Comercio Interior, firmando acuerdo con panaderías. El último fue en mayo de 2016 donde pactó un pan a $26 el kilo. Hoy en promedio ronda los 80 pesos.

“Lo que sucede hoy es que la exportación está pagando a los 5 días y los molinos pagan a 30 días, entonces el productor valora al que le paga más y rápido”, dijo el presidente de Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras.

Las fábricas necesitan alrededor de 6 millones de toneladas de trigo para la elaboración de harina. El tema es que si la exportación sigue comprando, será éste el que le termine revendiendo a la molinería como sucede siempre.

“Trigo no va faltar” aseguró el titular de FAIM, Diego Cifarelli aunque aclaró: “lo que no sabemos es a que precio lo vamos a pagar porque la molinería hoy no tiene la materia prima”.

 

Habitualmente la industria paga alrededor de u$s20 por tonelada más que el valor del mercado. Indefectiblemente ese aumento se trasladará a la harina y luego al pan. Aunque este, se sabe no incide en el precio final, pero siempre pasa y el consumidor termina pagando los platos rotos.

Fuente: BAE Negocios