“Volver al populismo o dar una segunda oportunidad”

“Volver al populismo o dar una segunda oportunidad”

Compartir
Pablo Bianchi consideró que el país “necesita reformas estructurales y no coyunturales”

Pablo Emilio Bianchi, presidente de la Sociedad Rural Río Quinto de la ciudad de Villa Mercedes, planteó que en las próximas elecciones presidenciales se juega el dilema de “volver al populismo en el que hace varias décadas estamos sumidos o hacer una apuesta y darle una segunda  oportunidad a los que vinieron a cambiar las cosas”.

En un extenso discurso al cual el propio autor consideró de despedida de la Presidencia de la entidad rural dado que en mayo se realizan elecciones, efectuó una fuerte reivindicación del productor agropecuario por el aporte que realiza por el país y criticó duramente al sector político que no acierta con sus decisiones para poder desarrollarlo.

Entre otros temas que expuso reclamó la aprobación de la ley de extinción de dominio, además de la reforma laboral e impositiva “imprescindible para competir en el mundo y generar trabajo genuino”.

Consideró como punto esencial que el país “necesita reformas estructurales y no coyunturales”, que “impulsen el crecimiento y generen empleo genuino, empleo privado de calidad”.

Reproducimos gran parte del discurso pronunciado por Pablo Bianchi en el acto central de la Fiesta del Ternero realizada en Villa Mercedes:

«La política no está dando señales correctas y esto es grave y es el motivo de la desconfianza hacia nuestro País».

“Estamos transitando un momento de nuestro País sumamente  difícil en el cual todos los Sectores deben colaborar haciendo un gran esfuerzo, pero con una gran esperanza de que este Presidente de los Argentinos nos conduzca a buen puerto, en particular el Agro desde la fundación de la Sociedad Rural Río Quinto en el año 1908 hasta hoy que cumple 111 años ha pasado por muchas situaciones , felices algunas y muy difíciles otras  y ha logrado aprovechar las primeras y sobrevolar siempre las segundas y en este momento nuevamente le toca Superar un Frente de Tormenta y una vez más salir al rescate de la Economía Nacional y Provincial.

El trigo ya cumplió con esta premisa y con creces, ahora hay que esperar que el clima permita lograr buenas cosechas de soja y maíz, que aporten los ingresos vitales para salir del brete en que nos han metido.

Se está esperando que la cosecha 2018-2019 sea récord en toneladas, con incrementos para maíz y soja cercanos al 40% con respecto a la campaña 2017-2018 marcada por la sequía.

La recomposición de precios en la ganadería donde lo destinado a faena tuvo un incremento del 35% en lo que va del 2019 y del 82% al 83% con relación a febrero del 2018 por efecto de un faltante de hacienda, caída de los encierres a corral y por la devaluación.

La carne tuvo un enorme crecimiento de las exportaciones del orden del 75,8% interanual con destinos a China, Unión Europea, Estados Unidos, Rusia o Dubai.

El 2018 cerró con envíos al exterior de 554 mil toneladas.

Con una Demanda Mundial firme, el Desafío de Argentina estará puesto en producir más carne para abastecer el Mercado Interno y el Externo, ya que con el stock actual y el potencial productivo del mismo, Argentina se acerca al techo del potencial exportador  y esta tensión se traducirá en precios sostenidos para la hacienda exportable, siempre y cuando se mantenga la competitividad de la industria.

El campo no es solo agricultura y ganadería, es también lechería, agroindustria y otras actividades con perfiles más regionales como ovinos, fruticultura, vitivinicultura, arroz, algodón, caballos, porcinos, azafrán el oro rojo de Catamarca, floricultura, cunicultura, apicultura, avicultura y tantas otras actividades más.

Somos un País que se diferencia por el talento de sus Productores, que con su trabajo construyen una Actividad Federal que potencia el desarrollo de la economía a partir de la innovación y la tecnología aplicada al campo.

El G-20 fue una Cumbre de Construcción de consensos y confianza en el País, donde nuestro Presidente cumplió con una de sus metas, la inserción inteligente de la Argentina en el Mundo y a través del diálogo, la institucionalidad y la transparencia y volver a ser un actor preponderante en el Comercio Internacional justo y basado en reglas claras. Se abrieron más de 166 nuevos mercados que demandan nuestros alimentos en cantidad y calidad y gracias a la generación de confianza a partir de cumplir con nuestros compromisos.

Nos resulta muy difícil de entender cómo puede ser que persisten y nos gobiernan ideas políticas y especialmente económicas que cobraron vigencia hace seis o siete décadas , que los Países exitosos del mundo han abandonado hace mucho tiempo y que nosotros seguimos aplicando aun cuando nos han conducido a fracasos, frustraciones y empequeñecimiento económico y social.

Sin lugar a dudas se trata de un problema cultural que otorga privilegios y ventajas a algunos Políticos, a algunos Sindicalistas, a algunos Empresarios, a algunos Funcionarios, a algunos delincuentes de guantes blancos.

Nuestro Sector reconocido y considerado el motor de la economía, se lo deja librado a su suerte y nos cuesta creer que no se entienda que con él cae el Pueblo, el Comercio, la Industria y por lo tanto la Nación y la Provincia.

Comenzamos planificando nuestra Producción del último año con una inflación del 17% y llegamos a la cosecha con el 45%, comenzamos sin retenciones, solo para la soja con un cronograma de descenso mensual y terminamos con retenciones del 28% para la soja y del 12% para todas las exportaciones argentinas, comenzamos con un dólar de $17 y terminamos con más de $40, comenzamos con una tasa de interés del 24% y terminamos con el 69%.

Según el índice de la Fundación Agropecuaria para el desarrollo de la Argentina, la medición trimestral de marzo de 2019 marca una participación de los impuestos (Nacionales, Provinciales y Municipales) sobre la renta agrícola del 60,6% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol.

Esto es consecuencia exclusivamente de los Gobiernos que nos dijeron que podíamos vivir de prestado eternamente.

Estos parámetros afectan a toda la economía, no sólo al sector Agropecuario, toda la actividad económica Argentina está en un proceso de ajuste y retracción.

Por eso es que la eliminación del déficit fiscal es un objetivo compartido con nuestro Presidente, este camino  es el más duro pero es el correcto, alguna vez la fiesta se tenía que acabar, se apagan las luces y hay que pagar.

Hay parte de un  Sector por encima de los tres que forman el Aparato Productivo Nacional donde una  parte de sus integrantes  siguen de fiesta, exacerbados por una contienda electoral y no han tenido, hasta ahora, La Grandeza de dejar de lado las mezquindades partidarias y los apetitos de poder, a favor del País y de su gente y  por lo tanto le pedimos a esta parte del Sector de la Política, Nobleza, Grandeza, Generosidad en estos momentos tan difíciles de la Nación Argentina.

Si la Argentina ha aumentado sus Exportaciones, si está en camino de eliminar su déficit fiscal, si hemos abierto puertas en casi todo el mundo, si pudimos mostrar en la cumbre del G20 de lo mucho que tiene para aportar nuestro País al Mundo, nos preguntamos que es lo que  nos genera tan crítica situación  y hace ver a los especialistas que Argentina está al borde del colapso.

No es nada más ni nada menos que la posibilidad de volver al pasado, la posibilidad de volver a la demagogia y al populismo, que la tradición del Senado sea más importante que hacer justicia aprobando la ley de Extinción de Dominio para  que  los que robaron al Pueblo Argentino  estén donde corresponde, en “la cárcel” y sus bienes mal habidos sean reintegrados al Pueblo Argentino.

La política no está dando señales correctas y esto es grave y es el motivo de la desconfianza hacia nuestro País.

No se ha aprobado la Reforma Laboral e Impositiva imprescindible para competir en el mundo y generar trabajo genuino.

Pedimos una muestra de real madurez y responsabilidad no sólo para la comunidad internacional que mira asombrada, sino para con los 40 millones de Argentinos que queremos vivir dignamente en nuestro gran País.

Para los Argentinos este es un año crítico, donde tenemos una gran oportunidad, tenemos por delante la elección de quienes nos van a representar y a gobernar en el futuro y estas elecciones nos plantean un trascendental dilema: Volver al populismo en el que hace varias décadas estamos sumidos o hacer una apuesta y darle una segunda  oportunidad a los que vinieron a cambiar las cosas hasta el momento con magros resultados.

El País necesita reformas estructurales y no coyunturales, reformas que impulsen el crecimiento y generen empleo genuino, empleo privado de calidad.

Es muy importante que todos los Argentinos nos involucremos para lograr el cambio, que cada día  hagamos más fuertes y sanas las Instituciones, necesitamos una Sociedad Rural Fuerte, necesitamos una Cámara de la Industria fuerte y necesitamos una Cámara de Comercio fuerte y que los tres Sectores trabajen mancomunadamente.-  “Edmund Burke” decía: Todo lo que el Mal Necesita para Triunfar, es que los Hombres de Bien no hagan nada.

Para ir finalizando quiero hacer propicia la oportunidad para despedirme de todos Uds. como  Presidente  de esta querida y prestigiosa Entidad, a la cual he aportado lo mejor de mi persona y me siento orgulloso y honrado de haberla presidido , ya  que   en mayo de este año finaliza el período por el cual fui elegido.- Agradecer a la Honorable Comisión Directiva que me acompaño durante estos años y decirles que  sobrevolar los obstáculos lógicos de esta actividad también sirve para crecer y cuando uno mira en retrospectiva todo lo que ha superado, siente que el deber esta cumplido.- Y tengamos siempre presente que los Presidentes lo son por un período corto de tiempo y los Ex Presidentes por mucho tiempo.-

Por último quiero agradecer a mi Esposa y a mi hermosa Familia todo el apoyo incondicional que me han dado desde siempre y durante mi mandato y hacerles llegar a Uds. en mi nombre y en el de toda la Comisión Directiva de la Sociedad Rural Río Quinto un gracias rotundo y verdadero, por estar, por acompañarnos y participar cada uno desde su lugar de esta trigésima Fiesta Provincial del Ternero, muchas gracias, le deseamos lo mejor a todos.”