Inicio Agricultura Justo Daract: impulsan polémica ordenanza contra fitosanitarios que afecta 4 mil hectáreas

Justo Daract: impulsan polémica ordenanza contra fitosanitarios que afecta 4 mil hectáreas

La presencia de productores durante la sesión del lunes por la noche del Concejo Deliberante de Justo Daract evitó la sanción sobre tablas de un proyecto de ordenanza presentada de apuro por el intendente Alfredo Domínguez que establece una prohibición para aplicar fitosanitarios a una distancia no menor de 1500 metros de la zona poblada y que deja afuera a 13 productores, que suman unas 4 mil hectáreas.

La iniciativa prohíbe aplicar agroquímicos a menos de 1500 metros de la zona urbana, a los que se le suman 500 metros más en carácter de “zona de exclusión ecológica” donde solo se pueden usar fitosanitarios bajo monitoreo técnico.

Esta medida deja afuera de la producción a unas cuatro mil hectáreas y que afectan a 13 productores con campos chicos y que es su único medio de vida.

Aprovechando que el problema del coronavirus se lleva hoy toda la atención, el proyecto de Domínguez ingresó el viernes por la noche con la intención de que pasara inadvertida por el sector productivo y fuera aprobada en un trámite exprés en la sesión de este lunes. Sin embargo, según pudo saber El Semiárido, tres concejales de la oposición advirtieron a la Asociación Agrícola Ganadera de Justo Daract sobre el ingreso del proyecto, por lo que los integrantes de su comisión directiva y varios productores damnificados decidieron asistir a la sesión.

Con ello se logró que el proyecto pase a comisión, con el compromiso de escuchar la opinión de esta entidad gremial y de otras de carácter técnico por el enorme impacto que producirá en esa zona agropecuaria, según pudo conocerse del grupo de productores presentes en la sesión y que estuvo encabezado por Alejandro Casale, presidente de la Confederación Rural de San Luis y vice de la entidad local.

La iniciativa de Domínguez se basa en la ley provincial IX-0958-2016, aún sin reglamentar, que regula el uso de “productos químicos en la producción para la protección de la salud humana y fija distancias mínimas para la aplicación de glifosato, herbicidas equiparables y/o agroquímicos en todo tipo de cultivos”.

Antecedentes

Esa ley también fue aprobada en un trámite exprés por ambas cámaras legislativas de la provincia en 2016 y sin ningún tipo de participación del sector productivo e ignorando su paso previo por la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (COPROSAVE), como lo exige la ley por medio de la cual fue creado este organismo, actualmente inactivo por la renuncia de la mayoría de sus integrantes.

La aprobación sorpresiva de esa norma provocó un camionetazo de las entidades del campo en diciembre de 2016 frente a la gobernación para exigir el regreso a la anterior legislación, elaborada tras dos años de trabajo consensuado (http://www.elsemiarido.com/san-luis-productores-indignados-reclamaron-volver-a-la-anterior-ley-de-agroquimicos/).