Inicio Ganadería San Luis: Fernando González compite con su genética Angus en la prueba...

San Luis: Fernando González compite con su genética Angus en la prueba de Buena Esperanza

Fernando González es propietario de la cabaña El Guadal, ubicada en Nueva Escocia, al sur de Villa Mercedes, y participa con un toro de la 22° Prueba Pastoril de Angus Centro en Buena Esperanza. Es socio de la Asociación Argentina de Criadores de Angus y es la cuarta vez que pone a prueba sus toros en la competencia de la raza.

“Es una prueba que vale la pena, porque se aprende mucho; somos una pequeña cabaña familiar y valoramos mucho estos encuentros porque te vinculás con colegas que hacen lo mismo”, destacó.

La cabaña arrancó hace 15 años, pero hace diez que comenzaron a marcar sus propios animales. Si bien participan de algunos encuentros ganaderos, todavía no comercializan los puros controlados: “Por ahora es un gusto familiar, porque es una pasión muy linda, es atrapante para los que nos gusta la ganadería”.

González hace ganadería extensiva y la están intensificando a buen ritmo porque el campo en Nueva Escocia está en una zona árida, por lo que se manejan con mucha pastura natural y algo de verdeos implantados.

“La idea es tener una cabaña de la que podamos sacar animales aptos para la zona, rústicos y logrados con pasturas naturales, que se encuentran en un monte ralo con caldenes y la agricultura que hacemos es para la ganadería”, explicó.

La actividad en cabaña El Guadal está enfocada en la parte materna: “Apuntamos a lograr hembras con actitud maternal, siempre mirando ubres, facilidad de parto tamaño corporal, cavidad de caderas y longevidad”.

La novedad del establecimiento es que comenzaron con sus primeras experiencias con implantación de embriones. “Es un mundo totalmente nuevo para nosotros, pero tiene sus beneficios porque adelantás mucho tiempo y colocás embriones que le sacaron a madres campeonas; la genética la tenés, nosotros trabajamos la parte fenotípica en el campo”, dijo entusiasmado con esta nueva etapa.

En cuanto a la prueba pastoril, González la valora porque al convivir con toros de diferentes cabañas en igualdad de condiciones, les permite saber dónde están parados, pero a la vez se codean con gente con más experiencia y muchos que aún no entran en el circuito comercial, como El Guadal.

Fotos: sanluisconelcampo