Vitivinícolas volvieron a pedir a la Nación que bajen las retenciones

Vitivinícolas volvieron a pedir a la Nación que bajen las retenciones

Compartir
El sector vitivinícola necesita medidas para atenuar el sobrestock y la baja de precio

Funcionarios del Ministerio de Producción de la Nación dejaron la puerta abierta a la posibilidad de que se quiten las retenciones a las exportaciones vitivinícolas y se aumenten los reintegros, tal como piden los gobiernos de San Juan y Mendoza, productores y bodegueros; para atenuar el impacto del sobrestock vínico que hay en este momento y evitar la caída de precios al viñatero.

Tras una reunión realizada en la Gobernación de Mendoza, con los ministros de producción de ambas provincias, y referentes del sector privado, el equipo de Dante Sica se fue con la promesa de analizar el pedido con el Ministerio de Hacienda que conduce Nicolas Dujovne, y dar una respuesta a fin de mes.

“Por lo menos no dijeron que no, como ocurrió en diciembre. Eso nos da una esperanza”, dijo el titular de Producción sanjuanino, Andrés Díaz Cano. En esa reunión los funcionarios y los privados volvieron a plantear cambios en el esquema de las retenciones para potenciar las exportaciones y que los beneficios lleguen al productor con mejores precios.

Referentes de entidades productoras también salieron satisfechos con el encuentro porque dicen que vieron predisposición del equipo nacional al pedido. Este encuentro debió efectuarse el viernes pasado pero la demora de los vuelos tras el paro de pilotos de aviones lo retrasó hasta ayer.

El equipo nacional decidió viajar a la provincia de Mendoza, encabezado por Damian Testori, jefe de gabinete de Sica, el secretario de Agricultura familiar, Santiago Hardie, y el subsecretario de Desarrollo Territorial, Felipe Crespo. De San Juan, además del ministro Díaz Cano, participaron los productores Juan José Ramos de la Asociación de Viñateros Independientes, Eduardo Garcés, de la Federación de Viñateros y José Molina de la Cámara de Productores Vitícolas. También fue el presidente de Coviar, Ángel Leotta; y referentes de cámaras productoras y bodegueras de Mendoza.

Algunos de los presentes no pudieron hacer encajar las piezas respecto de que les hayan enviado como interlocutores a funcionarios de la Agricultura Familiar, cuando el tema abordado excedió el panorama que pueden visualizar estos representantes. Hubieran preferido tener sentados a gente de mayor peso en la toma de decisiones y no que sean meros transportadores de mensajes.

Volvieron a plantear al Gobierno nacional que modifique el esquema de retenciones para el sector, un reclamo que se había hecho en el encuentro realizado en septiembre en la Mesa de Competitividad Vitivinícola celebrada en Mendoza y que contó con la presencia del presidente Mauricio Macri. Luego se reiteró con Dante Sica, a fines de diciembre.

Respecto al cambio de actitud, entre la negativa de ese último encuentro y el de ayer, Díaz Cano opinó que debe haber prevalecido “el sentido común en los funcionarios, porque el problema es grave”. Agregó que “han quedado en darnos una respuesta con una alternativa de solución, y por parte de las provincias hemos ofrecido todos los equipos técnicos para conversar con el ministerio de Hacienda y mostrar la realidad de lo que estamos pidiendo”, expresó.

El funcionario sanjuanino además solicitó llegar a un acuerdo entre las provincias productoras, la Nación y los privados para fijar un precio acorde para este sector productivo con el fin de llevarle un beneficio al productor primario, ante la compleja situación que vive la vitivinicultura como consecuencia de que existe un importante sobrante de vinos.

Eduardo Sancho, de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (ACOVI), se mostró expectante de la respuesta que pueda dar el Gobierno nacional al planteo de los productores mendocinos y sanjuaninos.

“El problema es el paso del tiempo en una situación difícil. En setiembre cuando le pedimos al presidente la baja de las retenciones teníamos un vino de $11 y hoy vale $9. En la medida que se agrava la crisis, es más difícil la solución. La única salida es exportar, para eso nos tienen que sacar las retenciones y aumentar los reintegros”, remarcó Sancho, quien remarcó que es imposible competir con vinos españoles que tienen arancel 0.

Una de las medidas intermedias a las que pide el sector vitinícola de Mendoza y San Juan, que es la que avalaría la Nación, es que se le baje las retenciones pero sólo al excedente de exportación que puedan hacer las empresas. Esto es que no tributarán ese impuesto sobre el porcentaje de exportaciones que supere su media histórica.

“Queremos ver si es posible que las exportaciones incrementales de los promedios anteriores no paguen el derecho de exportación. Estamos viendo si fiscalmente es posible porque nos parece que también es una forma de incentivar las exportaciones”, remarcó Santiago Hardie, Secretario de Agricultura Familiar de la Nación.

Fuentes: Diario de Cuyo (San Juan) y Diario Uno (Mendoza)