Villa Mercedes: los arbustos y su esplendor en el Parque Didáctico de...

Villa Mercedes: los arbustos y su esplendor en el Parque Didáctico de Agronomía

Compartir
Aromo y Lila.

Continuando con la recorrida por el Parque Didáctico del Departamento de Agronomía, les toca el turno a los arbustos. Este parque pertenece al Campus de la Facultad de Ingeniería y Agropecuarias(FICA) de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), en Villa Mercedes, y está abierto al público.
En la primera nota se mostraron las principales herbáceas que lucen en varios sectores del parque. En esta segunda nota, la Ing. Mirta Gómez, responsable, autora del parque y apasionada por la jardinería, explicó a El Semiárido que un arbusto se reconoce porque ramifica desde la base con tallos leñosos, a diferencia de los árboles que lo hacen desde un tallo principal y luego ramifican. Pueden ser caducifolios (que pierden las hojas en la estación fría) o perennifolios, cuyas hojas permanecen. En el parque de Agronomía, los hay nativos y exóticos… y en general, rústicos.
“Comencemos la recorrida por algunos pocos”, invita la profesional.

Abelia.

Abelia grandiflora: es un arbusto muy ramificado, con abundantes flores. Se presta para cultivarla como una planta aislada, en grupos, formando macizos o en grandes macetas o jardineras. Soporta perfectamente la exposición a pleno sol (mientras que otras variedades prefieren semisombra), requiere riegos abundantes en floración y si está en macetas, que el agua no sea salobre. Suele estar con flor gran parte del año, y después de la floración persiste el cáliz, de color rojizo, lo que “prolonga” el período de floración. Esta planta siempre nos va a hacer quedar bien.
Berberis thunbergii ‘atropurpurea’: ornamental por sus hojas, ya que las flores son pequeñas. Pueden ser de hojas persistentes o caducas. En nuestra zona, el más común es el de hojas color púrpura, caducas, que si está ubicado a la sombra, se tornan verdes, por eso su exposición debe ser a pleno sol. Suele utilizarse para formar cercos, sin podar, dejándolos crecer libremente. Son rústicos y muy espinosos (atención). Se multiplica fácilmente por división de matas, cerca de la planta madre, uno puede ir observando plantas nuevas, que nos servirán para otro lugar del parque o para regalar.

Spiraea cantoniensis, es la comúnmente llama Corona de novia: muy ornamental por la floración a comienzos de primavera. Existen de flores blancas o rosadas, grandes o pequeñas, ramas colgantes o erguidas. Pueden podarse en forma ligera (si es necesario) después de la floración, esto es muy importante ya que si lo hacemos antes (en invierno perdemos ramas con flores). Va a pleno sol y si se agrupan tres ejemplares dará un toque de color blanco, iluminado a la salida del invierno.

Angélica o Flor de ángel (Philadelphus coronarius), es un arbusto de jardines antiguos….. de nuestras abuelas y que se ha comenzado a utilizar nuevamente debido a su valor ornamental y rusticidad. Es de hojas caducas y al final de la primavera se cubre de flores blancas, muy perfumadas, que aroman los jardines. Se multiplica por división de matas, si observamos debajo de la planta, veremos plantas pequeñas a las que podremos trasplantar.
Y un regalo que nos hizo la primavera… la floración del Aromo (Acacia caven) de floración amarilla y la Lila arbustiva, de flores color lila.
Philadelphus.

Fotos: Gentileza Ing. Mirta Gómez.