Una empresa china quiere reactivar el tren de cargas entre Mendoza y...

Una empresa china quiere reactivar el tren de cargas entre Mendoza y Rosario, con paso por Justo Daract

Compartir

El objetivo del proyecto es reacondicionar o reemplazar los rieles del tren de cargas que une la región de Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) y la provincia de Córdoba con los puertos de Rosario y Buenos Aires.

El Gobierno nacional pondrá en marcha a partir de este año las obras para recuperar 1.020 kilómetros de vías del ferrocarril San Martín Cargas, entre las provincias de Mendoza y Santa Fe, para duplicar la capacidad de transporte hacia el año 2025.

La firma del contrato comercial con la empresa China Railway Construction Corporation Limited (CRCC), que prevé una inversión de US$ 1.089 millones en los próximos cuatro años, se produjo durante la reciente visita oficial del presidente Xi Jinping.

El objetivo del proyecto es reacondicionar o reemplazar los rieles del tren de cargas que une la región de Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) y la provincia de Córdoba con los puertos de Rosario y Buenos Aires.

Las obras, según detallaron a Télam fuentes oficiales, generarán unos 3.800 puestos de trabajo y se enmarcan en el plan de reactivación de los trenes de carga iniciado en 2016 con el Plan Belgrano, que está cerca de alcanzar los primeros 600 kilómetros renovados y seguirá con el Tren Norpatagónico.

Los trabajos previstos en el ferrocarril San Martín Cargas “reactivarán las economías regionales e impulsarán el empleo y el desarrollo regionales, además de reducir fuertemente los costos logísticos”, aseguraron los voceros gubernamentales.

La renovación de vías se concretará desde la localidad mendocina de Palmira (a 41 kilómetros de Luján de Cuyo) hasta Rosario o Villa Constitución, luego de pasar por Justo Daract (San Luis), Soldini y Rufino (Santa Fe).

Está prevista asimismo la construcción de 220 kilómetros de vía nueva entre Rufino y Santa Teresa (Santa Fe), y en una segunda etapa se incluirán obras como el señalamiento de toda la traza y obras de circunvalación y algunos desvíos y empalmes. Los trabajos incluirán además la adaptación de los puentes, alcantarillas, pasos a nivel de la traza y los desvíos de cruce para que se puedan incorporar trenes más extensos.

“De este modo se podrán reducir en un 55% promedio los costos de transporte, lo que generará un ahorro de más de US$ 200 millones al año en costos logísticos”, precisaron los funcionarios del área de Transporte.

Con las obras finalizadas se espera pasar de 1,5 millones de toneladas transportadas al año a 3 millones en 2025, y posteriormente a 8 millones en 2030.