Sojeros discutirán con Dujovne la baja de retenciones

Sojeros discutirán con Dujovne la baja de retenciones

Compartir
El presidente Mauricio Macri escuchó los planteos de la industria oleaginosa acerca de lo que consideran una pérdida de competitividad para el sector.

En el marco de la primera Mesa Nacional de la Soja que se llevó acabo ayer en la ciudad de Santa Fe, el presidente Mauricio Macri escuchó los planteos de la industria oleaginosa acerca de lo que consideran una pérdida de competitividad para el sector. Puntualmente, mostraron su desacuerdo con la quita del diferencial de retención que tenían por sobre la exportación del grano como materia prima.

El jefe de Estado adelantó que serán recibidos por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne con quien deberán acordar una reducción para que los actuales $4 por dólar exportado pase a $3 como sucede con otros productos que agregan valor. Sin embargo, la Mesa de Enlace se opone al cambio al considerar que la misma no es más que un traslado de los ingresos del productor a las fábricas.

El futuro encuentro que será coordinado por el ministro de la Producción Dante Sica, deberá primero tener un punto de acuerdo con los productores. Estos adelantaron que no habrá aval al futuro cambio.

El vicepresidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía, señaló que «se trata de una transferencia de $14.000 millones a favor del crushing cuando hay $2.500 millones que pesan sobre las economías regionales, por ende si tenemos que beneficiar a alguien preferimos que se destine a las producciones del interior».

En este contexto «no nos vamos a poner de acuerdo de ninguna forma y en esto hay coincidencia dentro de la Mesa de Enlace», dijo Guía.

Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales, (CEC), su presidente Gustavo Idígoras afirmó que «pasar de $4 a $3, es eliminar la discriminación impositiva dado que todas las demás harinas y aceites pagan los tres pesos y además esto genera un pago de u$s10 más sobre el valor FAS a favor del productor».

El problema es histórico y se arrastra especialmente desde el gobierno kirchnerista en donde su política de diferencial a favor de la industria también se ve en la actual gestión que aplicó desde enero de 2016 derechos de exportación del 30% para la soja y del 27% para los subproductos. Además los productores entienden que no se vieron beneficiados con la medida dado que la exportación «pago lo que quiso» y porque además los subsidios eran engorrosos a la hora de cobrarlos.

Luego de los cambios en septiembre pasado todos pagan una retención del 18% al que se adiciona $4 por dólar exportado mientras que los $3 quedo para aquellos que agregan valor al producto y en donde no fue incluida el crushing ni tampoco por ejemplo las frutas frescas, entre otros.

Un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), determinó que hay una diferencia negativa de u$s10 para el agregado de valor. Este monto representan un 3% más que los productos de la molienda de soja deben pagar y que está por encima del que tiene la exportación del poroto como tal.

Nada indica que el Gobierno vaya a cambiar el actual esquema. Más allá de eso, el debate puertas adentro entre las entidades y la industria anticipa un final poco feliz para este último. Hoy hay mucho enojo en el campo.

Fuente: BAE Negocios