Soja: quedarán 185 mil ha sin cultivarse

Soja: quedarán 185 mil ha sin cultivarse

Compartir

En el informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario se consigna que debido a las copiosas lluvias registradas que afectaron las zonas más sensibles, como son el centro sur de Santa Fe, este de Córdoba, y NE bonaerense, quedarán 185 mil hectáreas sin poder cultivarse. Hay temor, las lluvias de las próximas 48 horas (sábado y domingo) pueden dejar 100 y hasta 150 mm y sumar pérdidas de área en soja.

Los técnicos coinciden en que el agua no permitirá ingresar a los lotes y tener las condiciones mínimas de siembra. La última tormenta que dejó 145 mm en Carlos Pellegrini y 87 mm en Noetinger le puso punto final a cualquier intento de sumar área con soja. Entre las 40 mil ha de soja de primera que faltaban resembrarse y las 145 mil ha con soja de segunda que quedaban por sembrar, las lluvias le restan a la región 185 mil ha.

¿Cómo están las 3 áreas más afectadas?

Las últimas lluvias también dejaron cuadros de soja que están completamente bajo agua, que difícilmente puedan recuperarse, o saturados y a punto anegarse. La gravedad de estas últimas lluvias está en que insisten en las áreas más problematizadas, centro sur de Santa Fe, E de Córdoba, y NE bonaerense.

Estas zonas tienen en común que del 1ro al 24 de enero llevan acumulados más de 150 mm y que las napas están a escasos centímetros de los suelos. Bell Ville es donde más ha llovido en enero, acumuló 282 mm. Junto con las áreas de Leones y Justiniano Pose están en una situación crítica. El agua no se despeja y si bien es todavía difícil cuantificar la pérdida de los cultivos, va a ser muy significativa.

Más allá de estas áreas, la problemática de napas altas afecta a toda la región núcleo y produce ya una preocupación inédita por lo que pueda suceder en la cosecha. Los productores tienen demasiadas malas experiencias y saben que se ha vuelto una etapa crítica que define cuantos quintales efectivamente le quedan en las manos.

La soja comienza a formar granos

Un 7% de la oleaginosa, la primera tanda sembrada, ya arrancó con el llenado de semillas (R5), un 80% está fructificando y el resto se centra en la floración (R1-R2). El buen tiempo colaboró para poder volver a realizar controles en buena parte de la región. Comienzan a aparecer enfermedades como septoria y en los muestreos con paño empiezan a verse isocas como medidoras, Anticarsia, militar y bolillera. También se observan chinches.

Fuente: Informe GEA – BCR