Soja: diferencia entre productores y la industria

Soja: diferencia entre productores y la industria

Compartir
No es casualidad que antes de la apertura del año legislativo, Mauricio Macri se reuniera con la Mesa Sojera,.

Ayer representantes de la industria sojera iniciaron con la Mesa de Enlace, la búsqueda de puntos de entendimiento que lleve a ser efectivo el pedido de las fábricas de pasar de los $4 por dólar exportado que actualmente pagan para llevarlo a $3 como sucede con otros productos que agregan valor. Sin embargo no hay acuerdo entre los productores. Algunos apoyan la idea mientras que otros se niegan. Estos sostienen que se busca bajar las retenciones del 18% al 15%, lo que se señalan, es una transferencia de recursos que siempre tuvo el campo a favor del crushing. Se entiende que el Gobierno no cederá a perder u$s500 millones en el fisco.

La industria siempre tuvo un diferencial de exportación a favor de 3 puntos porcentuales en materia de retenciones. En los últimos días del kirchnerismo este era de 27% contra 30% del poroto, el cual siguió continuando con la baja progresiva programada por el Gobierno hasta que en noviembre de 2017 se dio definitivamente por terminada. A este hay que sumarle los $4 por dólar exportado en vez de los $3 que tienen las demás sectores que agregan valor.

El punto de discusión se concentra primero que nada en que las entidades entienden que la industria es altamente competitiva como para que se le esté ayudado a exportar. Segundo, se descree de la transferencia que hay hacia el productor a partir de un mejor precio respecto del que ofrece la exportación.

Un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), determinó que hay una diferencia negativa de u$s10 para el agregado de valor

Federación Agraria

Para el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía «se trata de una transferencia de u$s500 millones a favor del crushing cuando hay $2.500 millones que pesan sobre las economías regionales, por ende si tenemos que beneficiar a alguien preferimos que se destine a las producciones del interior», en este contexto «no nos vamos a poner de acuerdo de ninguna forma».

Coninagro

Distinta es la visión del presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto quien señaló que «sea la producción que sea, se deben dar señales de una baja de $4 a $3 como una forma de alentar el valor agregado».

Ciara

Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales, (CEC), su presidente Gustavo Idígoras afirmó que «pasar de $4 a $3, es eliminar la discriminación impositiva dado que todas las demás harinas y aceites pagan los tres pesos, y además esto genera un pago de u$s10 más sobre el valor FAS a a favor del productor».

CRA

Idígoras negó por completo el argumento de buscar un diferencial de 3 puntos, un tema que fue reconocido por el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, pero que remarcó: «Si los dejamos, irán por esa meta y eso es algo que no acompañamos. Podemos debatir números, pero no se lo vamos a dar».

Sociedad Rural

En este punto el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pellegrina prefiere «entender los números basado en una mirada hacia el futuro sobre una estrategia de Argentina en la venta de los productos (con valor agregado)».

Difícil que se llegue a un entendimiento entre los propios productores. Lo que sí pareciera haber, es un rechazo unánime a beneficiar a la industria con el aporte del campo. El Gobierno que es ajeno a todo esto, sólo busca estirar el tiempo. No cederá a bajar las retenciones.

Fuente: BAE Negocios