Inicio Agroindustria Soja, cereales y carne los tres sectores que se perfilan como las...

Soja, cereales y carne los tres sectores que se perfilan como las estrellas de 2021

Se considera un año en donde el agregado de valor de la producción primaria permita sumar más dólares. Sólo en harinas y aceites derivados de oleaginosas, se esperan que aumenten en USD2:500 millones en relación a 2020

El agronegocio argentino espera un 2021 con un ingreso de divisas que crecerá en USD.3840 millones, de acuerdo a proyecciones de analistas privados. El escenario de precios internacionales, que cerró el año con una marcada tendencia alcista, permitirá compensar el impacto de la falta de agua, que recortó el volumen proyectado de los principales cultivos en Argentina y Brasil. En materia de políticas agropecuarias, la decisión del Ministerio de Agricultura de eliminar los derechos de exportación para las economías regionales podría generar un ingreso adicional de divisas, de acuerdo a estimaciones oficiales.

Según una proyección elaborada por la consultora Pablo Adreani & Asociados, el ingreso de dólares provenientes del complejo agroexportador crecerá un 8%, impulsado por los subproductos del complejo oleaginosos, cereales y ganadería. Los analistas granarios estiman que el alza sostenida en el precio de los comoditties, impulsada por factores climáticos en América Latina, se extenderá durante los primeros meses de 2021, situación que tendrá su correlato en los precios internacionales. Esto constituye una buena noticia para la Casa Rosada, en el marco de una economía que busca recomponer su nivel de reservas.

En el complejo granario, el rubro que registraría los mejores números es el de harinas, que cerraría con un total de USD.11.880 millones, unos USD.1635 adicionales con respecto a 2020. El segundo ítem con mejor desempeño está compuesto por los cereales (trigo, maíz y sorgo), que generarán USD.10.405 millones, que representan un incremento de USD868 millones. El podio se completa con aceites, que de acuerdo al informe generarán USD5.550 millones, que sumarán USD842 adicionales en la comparación interanual.

De acuerdo al documento, otro sector que mostrará buenos números es la industria frigorífica bovina. Tras un cierre de año de año con volumenes destácados pero caída en la facturación, para 2021 se espera un ingreso de USD3.780 millones, un aumento de USD620 millones. Por el lado de los avicolas, se proyectan ventas por USD438 millones, unos USD88 por encima del cierre de este año.

En materia de políticas tributarias para el sector agroexportador, el año que cierra se dividió en dos partes bien diferenciadas. Por un lado, en marzo el Gobierno modificó el esquema de derechos de exportación para el complejo sojero, que quedaron en 33% y contó con un programa de reintegros para pequeños y medianos productores. En octubre, se anunció la baja temporal en las retenciones para poroto de soja y subproductos por tres meses, con la novedad del diferencial de tres puntos para subproductos.

En  los dos últimos días de 2020, el Gobierno cerró hasta marzo las ventas de maíz, para asegurar el stock remanente de maíz destinado al consumo animal, y eliminó los derechos de exportación para una amplia canasta de productos de las economías regionales. En diálogo con BAE Negocios,  el secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, Marcelo Alós, calculó que con esta medida, las ventas al exterior de esta cadena de valor aumentarán de manera progresiva en los próximos cuatro años, y generarán un ingreso extra de dólares que tendrá un piso de USD300 millones en 2021 y llegará a USD600 millones en 2024.

El funcionario señaló que esta medida no tendrá efecto en la mesa de los argentinos. “Se  eliminado derechos de exportación productos que se exporta casi todo lo que se produce, que exporta relativamente poco del total producido o que no forma parte importante de la canasta alimentaria”. Y agregó: “Por esos motivos, deberían tener impacto muy poco significativo en los precios”.

Fuente: Andrés Lobato – BAE Negocios