Inicio San Luis Segundo conversatorio de pueblos originarios, convocado por el pueblo Huarpe

Segundo conversatorio de pueblos originarios, convocado por el pueblo Huarpe

Ayer se realizó por segundo día consecutivo un conversatorio del que participan diferentes pueblos originarios de nuestro país y de Latinoamérica. En el encuentro virtual dialogaron representantes de los pueblos diaguita, kunsa, comechingón y huarpe pinkanta, que es el anfitrión virtual y el promotor del diálogo inter pueblos.

El jueves se concretó el primero de ellos, como consecuencia del congreso virtual mantenido durante la semana anterior entre 34 pueblos originarios de nuestro país y de países de Latinoamérica. La actividad que tiene muy buena repercusión entre la población pre existente de América aglutina saberes, conocimientos y formas de vida de los pueblos.

También se ha gestado una nueva forma de organización y de planificación futura a la luz de las dificultades que presenta la actualidad, cuando todo el mundo está atravesado por la pandemia COVID – 19 o como la conocemos en nuestra vida cotidiana, el coronavirus.

La metodología que se emplea en los encuentros virtuales consiste en una coordinación desde San Luis a cargo del ompta Roque Miguel Gil, que emite una pregunta y ésta es respondida por cada uno de los participantes en la ronda.

El conversatorio se emite en vivo a través de Facebook Live y a través de la onda de 104.1 Radio Rebelde de la ciudad de San Luis. La coordinación técnica está a cargo de Claudia Balladares desde Buenos Aires y la temática es responsabilidad de Claudia San Martín.

Los participantes del encuentro virtual de ayer fueron Liliana Aguilera, del pueblo Comechingón, del Valle de Calamuchita en la provincia de Córdoba; Karen Aravena, del pueblo Diaguita de Chile; Norberto Colqui y Pedro, ambos del pueblo diaguita de Tucumán; Isabel Ramos, del pueblo Kunsa, en las yungas salteñas; Danisa Alvarez Moreno, del pueblo diaguita en Copiapó, Chile; y el omta del pueblo Huarpe Pinkanta de San Luis, Roque Miguel Gil.

La charla se desarrolló en un clima cordial, donde cada uno de los expositores tuvo el tiempo suficiente para desarrollar su tema y al igual que el día anterior cada participante expuso sobre la realidad que vive su pueblo, las leyes por las cuales están protegidos, los reclamos que realizaron los líderes y lideresas para que se cumplan y lo difícil que resulta la puesta en práctica de medidas que protejan los derechos.

Analizaron, además,  la relación que mantienen con las instituciones educativas, los programas pedagógicos y la aceptación del lenguaje.

El anhelo manifestado ayer por los representantes de los diferentes pueblos comprende un abanico de temas, tales como «la necesidad de permanecer unidos para proteger los cuatro elementos de la naturaleza: La tierra, el aire, el agua y el fuego. Este fue expresado por Karen Aravena.

Pedro, de Tucumán, se inclinó por la «protección de la identidad como pueblos originarios y fundamentalmente la Pachamama, la casa donde vivimos, sin destruirla». Hoy 1° de agosto se celebra su día (ver nota aparte en El Semiárido).

Para Liliana, del pueblo comechingón, resulta necesario «mantener el territorio, para que la población tenga su alimento y no deba salir a mendigar por él». También abogó por la protección del idioma y el sostenimiento de la cultura de los pueblos originarios.

En el caso de Isabel Ramos, agregó el tema de los cultivos y fundamental, la «preservación de las semillas ancestrales», justo en la semana internacional de las semillas nativas. (ver en El Semiárido http://www.elsemiarido.com/semana-continental-de-semillas-nativas-y-criollas/).

Danisa Alvarez Moreno, de Chile, consideró como esencial que se «conozcan y se aprendan los derechos indígenas, porque no se respetan y no se aplican».

Durante el desarrollo del congreso virtual de la semana pasada quedó conformada la «Alianza de Pueblos Originarios del Cono Sur».

Hay un elemento común a todos los pueblos y las etnias: la falta de reconocimiento de los derechos que les son propios por ser los primeros habitantes de estas tierras. Los poderes instituidos cuando no miran para otro lado, utilizan su fuerza para castigarlos.

Los participantes también hicieron reclamos por educación indígena en todos los niveles, soberanía alimentaria y resguardo a los derechos de la naturaleza.

El aspecto distintivo y notable de la iniciativa que tuvo la comunidad Huarpe de San Luis, es que a través de este emprendimiento comunicacional se valen de las herramientas digitales disponibles para utilizarlas como enlace de los pueblos. El fin es tratar la problemática que los atraviesa y explorar y promover en conjunto algunas salidas a temas que se presentan más que complicados para el sector.

Si desea ver el conversatorio completo, haga clic en este link:

 

Publicado por Organización Territorial Huarpe Pinkanta en Viernes, 31 de julio de 2020