Inicio Agricultura Se rumorea que van a dividir Agroindustria

Se rumorea que van a dividir Agroindustria

Chito Forte enfrentado con los empresarios de la industria de la carne.

Circula con fuerza el rumor de que le sacarían casi completa el área de alimentos. Además, estalló una interna entre empresarios ganaderos, que enfrenta a los productores con los frigoríficos.

 

Mientras todavía se escuchan los ecos de La Rural y el anuncio previo de devolver a la cartera de Paseo Colón el rango de Ministerio, un nuevo rumor, de signo exactamente opuesto, comenzó a recorrer entidades y oficinas que inmediatamente se van poniendo en “alerta”. Algunos de ellos no dudaron en considerar que la medida constituiría un “desguace” del aparentemente recuperado Ministerio.

El asunto no es menor considerando el esfuerzo que insumió consolidar el área hace 25 años atrás. Se traspasó el área Alimentos de Industria (en aquel momento en manos de Juan Schiaretti) a Agricultura (Felipe Solá) para adaptar el área al criterio mucho más moderno y eficiente de “cadenas” de producción.

Era más razonable manejar los distintos eslabones de cada rubro en forma sistemática y rápida, puesto que los problemas de cada uno de ellos son concurrentes (si hay sequía sufren los productores de granos, los molineros, las aceiteras, los tambos y las usinas, etc., etc.), tanto si los contratiempos son climáticos, como políticos, de logística, o internacionales.

Ahora, sin que aún esté demasiado clara la razón, ni de donde sale la especie, se supo que hay un borrador de decreto por el cual le recortarían a Agroindustria todo lo que tenga “marca”, es decir, le sacarían prácticamente completa el área de alimentos, llevando la cartera a una especie de “primarización” cada vez más discutida en la economía moderna.

De ahí que se sospeche que la cuestión, más que por un fundamento técnico, o de alta estrategia, puede tener que ver con diferencias en el seno del propio gabinete, y más de uno teme que se pueden aprovechar los convulsionados tiempos de elecciones, para oficializar la decisión de la noche a la mañana, lo que tampoco constituiría una novedad.

¿DNU para la ley de Semillas?

También el tema de la manoseada Ley de Semillas puede tener un destino similar, zanjando forzadamente las diferencias mediante un DNU (Decreto de Necesidad y urgencia), aunque después el Congreso lo deba refrendar.

En tal sentido, uno de los argumentos del Ejecutivo se debería a la escasa actividad del Parlamento que viene decayendo en los últimos períodos, en especial en este 2019 cuando en el área de Agricultura, entre otras, se está llegando a uno de los resultados más pobres de las últimas décadas, como informó recientemente la Fundación Barbechando que hace el seguimiento permanente de la labor parlamentaria.

De Carne somos…

Otra diferencia notable, esta vez entre privados, se está produciendo en el sector ganadero entre productores y frigoríficos, y que llegó a un punto muy alto cuando el titular del IPCVA, el pampeano Ulises “Chito” Forte, enfrentó fuerte al titular de una industria que había argumentado que “no subimos los precios de la hacienda para no complicarle la vida a Mauricio (Macri)». De hecho, prácticamente desde marzo no modifica sus precios a nivel del público.

“¿Y por qué no la hacés con la tuya, en lugar de con la mía?”, fue la tajante respuesta. El tema no terminó ahí y alcanzó a un mediático “asesor” que salió a mediar en el asunto y que se autocalificó de ganadero. “Vos das charlas, y la plata que conseguís con eso la pones en vacas. ¡Eso no es ser ganadero. La ganadería es otra cosa!”, lo cruzó Forte, dando por terminada la discusión.

Pero el conflicto sigue pues, mientras algunos se quedan con la foto, y sólo hablan de los “récords”, en especial de exportaciones de carne (vacuna), otros siguen llamando la atención sobre los muy altos niveles de hembras en la faena (que promediaron 50% en el primer semestre, según Ciccra) que llegó a máximos de 56%, y que puede impactar en la oferta del año próximo, ya que no está habiendo crecimiento genuino de la producción de carne, y los mayores volúmenes de exportación se justifican entonces, por la caída del consumo interno, y por la mayor matanza de vientres.

 

De la columna “Dicen en el campo…”, de Susana Merlo, Ambito.com