Inicio Reservas naturales San Luis: rescataron 67 aves víctimas del tráfico ilegal en Luján

San Luis: rescataron 67 aves víctimas del tráfico ilegal en Luján

A través de diferentes operativos realizados por la Policía Ambiental, fueron decomisadas aves de diferentes especies que fueron privadas de su libertad para su comercialización. Iniciaron su recuperación en el Centro de Conservación de Vida Silvestre de La Florida, según comunicó este martes el gobierno de San Luis.

El Gobierno provincial, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, trabaja diariamente para controlar y erradicar el tráfico ilegal de animales con el objetivo de conservar la fauna autóctona y devolverla a su entorno natural.

En esta línea de trabajo, el pasado viernes ingresaron 67 aves al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS) La Florida. Se trata de animales decomisados en diferentes operativos realizados por la Policía Ambiental en Luján.  Los animales rescatados fueron evaluados e ingresados a cuarentena para su posterior rehabilitación.

Como resultado del operativo realizado en el norte provincial, se rescataron aves de las siguientes especies: cardenal colorado, rey del bosque, misto, zorzal, reina mora, picahueso y cabecita negra.

Estas especies son parte de nuestros bosques nativos y son esenciales para el funcionamiento y mantenimiento de los ecosistemas naturales de la provincia. Por su alimentación de tipo granívora-frugívora, cumplen un rol fundamental en la dispersión de las semillas y, por lo tanto, en la estructura de los montes donde habitan.

No al mascotismo

El 95% de los ingresos al CCVS corresponden a aves canoras del monte que son parte de la tenencia y el comercio ilegal de fauna. Esta extracción constante y desmedida de animales del medio silvestre tiene impacto tanto en sus poblaciones, como en los ambientes que habitan.

La tenencia y comercialización de fauna silvestre (sean aves, serpientes, tortugas, felinos, etc), no solo constituyen infracciones a las leyes provinciales y nacionales; también representan un daño a nuestros ambientes naturales y un sufrimiento para los animales.

El mascotismo también puede afectar directamente al hombre, ya sea por la transmisión de enfermedades (psitacosis transmitida por catas, loros y otras aves) como por accidentes (ataques de víboras o pumas). Los animales silvestres no pueden ni deben ser considerados mascotas, ya que no pueden adaptarse a las condiciones de vida en los hogares, y la vida en cautiverio representa para ellos un gran sufrimiento.

¿Cómo podemos ayudar a preservar nuestras aves en su hábitat natural?

Para denuncias sobre caza, tenencia o comercialización de fauna silvestre comuníquese con el Área Flora y Fauna de la Secretaría de Medio Ambiente a los teléfonos 0266 – 4452000 internos 3372 o 3298, o bien con la Policía Ambiental al 911.

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.