San Luis: la Gruta de Inti Huasi contará con un protocolo de...

San Luis: la Gruta de Inti Huasi contará con un protocolo de gestión y tendrá un centro de interpretación

Compartir

Permitirán mejorar la difusión de sus características a distintos niveles, tanto turístico, científico como de conocimiento general. Los datos nuevos que investiga un equipo de la Universidad Nacional de San Luis serán mostrados al público de una manera novedosa.

La puesta en valor de la Gruta de Inti Huasi impulsada por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, contempla la construcción de un moderno centro de interpretación, que será construido de acuerdo al estudio que realiza un equipo de científicos e investigadores de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL).

Al mismo tiempo, este grupo de geólogos y arqueólogos confeccionará un protocolo para desarrollar un plan de manejo del sitio y convertirlo en sustentable frente al movimiento que genera la afluencia de turistas.

El 27 de marzo pasado, el Gobierno provincial y la UNSL, a través del Programa Cultura, firmaron un acuerdo con el objetivo de preservar el patrimonio histórico, cultural y científico de la Gruta de Inti Huasi, que incluyó excavaciones que ya muestran deslumbrantes resultados con el hallazgo de huesos de animales que alimentaron a los últimos asentamientos, puntas de flecha, conanas, manos de moler y herramientas de piedra.

“Somos un grupo de profesionales, entre geólogos y arqueólogos, que firmamos un convenio con el Gobierno provincial con la idea básica de realizar nuevos estudios y ampliar los existentes de la Gruta, que desde el punto de vista arqueológico es de los más importantes de Sudamérica, porque hubo asentamientos humanos en épocas muy antiguas, cerca de ocho mil años, lo cual lo cataloga como uno de los asentamientos más tempranos en Argentina y Sudamérica”, resaltó Guillermo Ojeda, director del Departamento de Geología de la UNSL.

Para el investigador, esta Gruta, a la que el sol “entra” solo una vez al año y esto se produce cada 21 de septiembre, cuenta con un potencial científico y cultural muy importante, y consideró que este trabajo permitirá rescatar lo que “es para mí una joya de nuestra provincia”.

“Estoy muy contento, porque creo que este convenio es el primer paso para realizar actividades en conjunto con el Gobierno, particularmente con lo que me compete, que es la Geología, y me parece muy importante porque hay muchos sitios y lugares de gran interés que se pueden sacar a la luz para que la gente los conozca y los pueda valorar”, describió en diálogo con ANSL.

Ojeda explicó que la idea de la puesta en valor es establecer un protocolo de uso del lugar de manera tal de preservar todo lo que son los registros arqueológicos y geológicos, pero también proteger el sitio y adelantó que “haremos una propuesta concreta de cómo debería ser el lugar para su uso en forma adecuada”.

Esto significa que todo el mundo pueda acceder al sitio, pero con ciertas condiciones de manera de lograr la preservación de todas las cosas valiosas que hay en la zona.

María Luz Endere es arqueóloga, pero en este proyecto se integra como especialista en patrimonio para armar los lineamientos para un plan de manejo del sitio y establecer sus debilidades y fortalezas del como un lugar patrimonial.

Explicó a ANSL que la idea es hacer un plan de gestión que facilite la interpretación del público. “Todos los datos que se van a investigar serán luego volcados en información nueva que se pueda brindar al público de una manera más novedosa, pero también un proyecto que sea sustentable en todo sentido”, aclaró.

Los trabajos de campo ya están hechos, parte de los cuales los ejecutaron los geólogos como fue el estudio de la geología de la zona y de este cerro en particular con su cueva. También se realizan sondeos y excavaciones arqueológicas que hizo un equipo liderado por el doctor Rafael Curtoni donde trabaja el investigador Guillermo Heider.

Los procesos geológicos impresos en las rocas

Ariel Ortíz Suárez es profesor titular de la UNSL en el Departamento de Geología, pero su tema de trabajo es el estudio de rocas desde la Petrología en el ámbito de la provincia. Específicamente en el proyecto de la Gruta está a cargo del análisis de las rocas y su estructura, es decir, su estado, características, grado de fracturamiento y tratar de entender los procesos geológicos impresos en las rocas que forman la Gruta y el entorno.

Con dos geólogos más, Ortíz Suárez determinará qué áreas son las adecuadas para establecer construcciones y las más riesgosas. “Como este es un producto turístico y que se desarrollará aún más, hay que prever la afluencia de mucha gente y gran movimiento”, alertó el profesional.

Fuente: ANSL – UNSL.