Inicio Piscicultura San Luis: la Estación de Piscicultura comenzó con la reproducción de truchas

San Luis: la Estación de Piscicultura comenzó con la reproducción de truchas

Las especies que habitan en los cuerpos de agua de San Luis requieren de tratamientos y cuidados que protejan su correcto desarrollo. La Estación de Piscicultura de La Florida, a cargo de la Secretaría de Ambiente, trabaja en la reproducción ex situ de trucha, que una vez alcanzado el tamaño necesario son sembrados en los cuerpos de agua. La pesca de esta especie se encuentra en veda total hasta el mes de septiembre.

El Gobierno Provincial traza entre sus políticas prioritarias, acciones ambientales que tienen como eje fundamental la protección de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad que habita en los espacios naturales de la provincia. Es en este sentido que para el cuidado de la fauna íctica, San Luis cuenta con la Estación de Piscicultura, ubicada en la localidad de La Florida.

El establecimiento, dependiente de la Secretaría de Ambiente, cumple un rol primordial en el desarrollo de acciones en busca de potenciar a las especies ictícolas, conservar las poblaciones de peces y fomentar la pesca deportiva como actividad recreativa.

En esta dirección la jefa del Área Fauna, Lara Denapole, explicó: “En esta época del año las truchas empiezan a desovar, y lo que hacemos en la Estación de Piscicultura es la reproducción ex situ. Tomamos las hembras, sacamos las ovas, le ponemos el semen de los machos y hacemos la reproducción fuera del agua, esas ovas luego son llevadas adentro donde tenemos unas piletas especiales hasta que crece el huevo y posteriormente nacen los alevines. Una vez que llegan al tamaño adecuado, entre 10 y 15 centímetros, realizamos la siembra de los peces en los ríos de la provincia para reforzar las poblaciones de esta especie en los ambientes naturales”.

¿Cómo es el proceso de reproducción de trucha?

Patricia Lagos, trabajadora de la Estación de Piscicultura, detalló: “Tenemos reproductores en los piletones, sacamos las hembras y por medio de masaje abdominal extraemos las ovas, luego hacemos lo mismo con los machos para lograr la fecundación. Esperamos de 20 a 30 minutos, las llevamos a las piletas de incubación para desinfectar las ovas, y las dejamos en las piletas que tenemos dentro del predio, con la temperatura del agua bien fría. Allí volvemos a realizar una desinfección y vemos cuales se fecundaron, las extraemos, luego se colocan en las piletas de incubación y se espera un mes para que nazcan”.

Asimismo, Lagos comentó: “Después del mes de vida se los comienza a alimentar, con harina muy de a poco, y en ese momento aprenden a nadar. Están acá de dos a tres meses, en diciembre aproximadamente ya pueden ser sembradas en los ríos.

La trucha generalmente en su primera etapa hace un crecimiento rápido y después como que se queda estancada, también cabe destacar que para ser reproductor la trucha tiene que tener de 2 a 3 años”.

Finalmente realizó una proyección para el trabajo que se está realizando en este periodo: “Calculamos que este año vamos a tener una buena reproducción, el 15 % de esa reproducción queda en la estación de Piscicultura para de aquí de 2 o 3 años tengamos nuevos reproductores.

Fuente: ANSL.

AnteriorAlerta Roja por nueva resistencia en Yuyo Colorado a Fomesafen
SiguienteEl gran potencial que tiene el algodón en San Luis, según un experto del INTA