San Luis: la comunidad Huarpe cerró el año cultural en las escuelas...

San Luis: la comunidad Huarpe cerró el año cultural en las escuelas del barrio 500 Viviendas Sur

Compartir

La comunidad HuarpePinkanta concretó el cierre oficial del año cultural en tres establecimientos educativos del barrio 500 Viviendas Sur, con un acto que se realizó en la escuela María Elena Gatica de Montiveros.

Durante cuatro meses, los taytas (difusores) de la comunidad huarpe recorrieron las aulas de las escuelas “Quintina Acevedo de Mendoza”, “María Elena Gatica de Montiveros” y “Polo Godoy Rojo” para enseñar su cultura.

La propuesta se realizó como parte del espacio intercultural, que tiene en marcha la dirección general de los tres establecimientos, el cual fue inaugurado con ese pueblo. La comunidad Huarpe cuenta con el apoyo y el acompañamiento de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación (SsAF), organismo que contempla en sus políticas la recuperación y el fortalecimiento de la cultura de los pueblos originarios.

Los denominados taytashuarpesorganizaron una serie de actos para los tres niveles e invitaron a los papás de los alumnos para mostrarles en qué consistió el trabajo. En cada ocasión se decoró con simbología huarpe y con hierbas autóctonas que emplean en sus actividades.

La Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación estuvo presente a través de la figura de su coordinador provincia Marcos Gatica y del referente de pueblos originarios Miguel Gil. Éste expresó que para ellos constituía “un gran desafíohacernos entender”, pero que “lo hemos conseguido gracias a la confianza que nos brindaron”.

“Ha sido una inmensa alegría compartir estos meses con ustedes. Nos hicieron reír, tener fuerzas y empezar cada día. La idea fue que simplemente sepan reconocer que hay otra cultura viva, acá estamos. Ustedes son nuestros hijos. Gracias por la confianza y el respeto”, manifestó.

Sobre la tarea realizada, detalló que les enseñaron a los chicos algunas palabras de la lengua originaria, costumbres y hábitos. Trabajaron con la simbología, su alusión a los elementos y los animales locales, como vías para concientizar sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

También enseñaron el himnohuarpe, en su idioma original, y se puso énfasis en el artículo 75 de la Constitución Nacional, que refiere a los derechos de los pueblos originarios en Argentina. El artículo reconoce su preexistencia étnica y cultural, remarca el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural. Asimismo alude a la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan, entre otras garantías.

Fotos: Prensa SsAF San Luis.