San Luis: INTA e INTI trabajan con una escuela de Unión para...

San Luis: INTA e INTI trabajan con una escuela de Unión para producir energías renovables

Compartir

Técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) junto al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) capacitaron el viernes 12 de octubre a alumnos del Colegio n° 22 Jose Manuel Estrada de Unión en el uso y mantenimiento de un Biodigestor instalado en el marco de un Proyecto Especial de Prohuerta dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

La propuesta se desarrolla en el departamento Gobernador Dupuy de la provincia de San Luis y permitirá reciclar residuos orgánicos y generar la producción de biogás y fertilizantes a partir de la huerta orgánica de la institución educativa.

En ese marco, técnicos de la Agencia de INTA Unión junto a INTI San Luis, el municipio local y el establecimiento educativo del sur de la provincia llevan adelante el proyecto orientado a reciclar y producir energías renovables.

 

La ejecución del trabajo es orientada a alumnos de 2°, 3°, 4° y 5° año del colegio y contempla cuatro etapas. De esta manera todos los alumnos que pasan por el colegio van a ser parte del proyecto para aprender y desarrollar la articulación de aprendizajes.

“Contábamos con una huerta pequeña y con el resto de los docentes comenzamos a pensar en la producción de un biodigestor desde los materiales que teníamos a mano, luego a través de la gente de INTA empezamos a gestionar una alternativa más específica. Hoy nos comenzamos a capacitar para poder darle utilidad”, explicó el profesor de Física y Química Rodrigo Trombeta.

Comentó que la idea inicial de proyecto es que los alumnos “puedan ser multiplicadores de los conocimientos que reciben” y desde el colegio llevar esta iniciativa a la familia y a la comunidad educando en diferentes aspectos como el tipo de residuos, su separación, para que sirven, entre otras características relevantes.

La primera y segunda etapa del proyecto apuntó a trabajar en la huerta. De acuerdo con el referente del proyecto Martín Bernasconi de INTA Unión “se capacitó a los alumnos en la auto producción de verduras, brindándoles herramientas y conocimientos para llevar a cabo la actividad. Incentivándolos a producir y consumir alimentos saludables, y promoviendo a través de ellos la propagación de sus conocimientos en la comunidad”.

Explicó que con esta capacitación se comienza a ejecutar la tercera y cuarta etapa que comprenden la producción de biogás para calefaccionar el invernadero y áreas del edificio escolar. “A su vez, el fertilizante producido se utilizará en la huerta escolar, la huerta de INTA y, en caso de haber excedentes, se comercializará, explicó Bernasconi, quien además comentó que la propuesta “generará el hábito inexistente de la separación de residuos y la concientización primordiales en el cuidado del medio ambiente”.

Cabe destacar que la formulación de la iniciativa contempla las necesidades y oportunidades de la comunidad. En este sentido el Intendente de la localidad de Unión, Marcos Espósito remarcó la importancia de este proyecto y el aporte que el Ministerio de Desarrollo Social de La Nación desarrolla a través de INTA e INTI.

“Para nuestra localidad es importante reflexionar en el tema medioambiental, particularmente en nuestra zona debemos generar conciencia en la separación de residuos y esta es una buena iniciativa” remarcó Espósito

Un biodigestor diseñado a medida

Durante la capacitación a alumnos y docentes, Víctor Goicoa de INTI San Luis detalló algunas características y funcionamiento del prototipo adaptado a la necesidad local.

La planta de biogás fue diseñada en función a las necesidades y recursos planteados en el proyecto que requieren de controles y rutinas en su funcionamiento. “Específicamente está conformada por un pre-fermentador que posibilita el ingreso de la alimentación, es una especie de pulmón”, detalló Goicoa. “Desde ahí con una bomba se alimenta el equipo. El reactor anaeróbico principal es cilíndrico de 2,5 m3 y está calefaccionado con agua caliente proveniente de un termotanque a través de un serpentín que utiliza el biogás generado”, puntualizó

“En su interior tiene un agitador que permite mantener uniformidad dentro del reactor y se lo aisló térmicamente tomando en cuenta la amplitud térmica de la zona. De esa manera se intenta mantener el proceso lo más constante posible, a mayor estado térmico, mayor producción”, explicó.

A su vez el Ingeniero Químico argumentó que tiene un sistema de control de temperatura donde se puede configurar el tipo de operación en que se quiera trabajar. “Esta particularidad permite al docente y alumno empezar a investigar y probar las diferentes formas de reacción; por esto se desarrolló lo más versátil posible desde las variables de control”, reafirmó.

Finalmente especificó que “la bomba tiene en su interior un triturador potente de sólidos, que permite trabajar con distintas variedades de sustratos que deben ser respetados ya sea biomasa vírgenes residuos, el único cuidado que hay que tener es en la proporción con la que ingresan al reactor, generalmente se habla de una concentración de sólidos en ese equipo no mayor al 15 o 17%. Esta planta permite trabajar con residuos de viviendas, cultivos de grano que se den en la zona, subproductos o desechos de sistemas productivos entre otros.