Regenera San Luis: La importancia del pastoreo programado

Regenera San Luis: La importancia del pastoreo programado

Compartir

«Muy contentos por los 110 participantes en la jornada de manejo de pastizales en la localidad de Fraga». Con esta frase que escribieron en la página de Face «Ovinos San Luis», los organizadores de la jornada «Regenera San Luis» sintetizaron el éxito que tuvo el encuentro realizado en Fraga el sábado 1° de junio pasado.

Durante la reunión, que se extendió desde las 9 a las 19, se desarrollaron dos escenarios. Uno de exposiciones y diálogos en el Club Sportivo de Fraga, y el otro en el campo para visualizar en la práctica lo que se habló en el salón.

Uno de los organizadores, el ingeniero agrónomo de INTA Esteban Suárez Follari, comentó a El Semiárido que durante la jornada se habló sobre la importancia y el rol de los rumiantes que, mediante el pastoreo programado, permiten recuperar áreas degradadas y volverlas nuevamente productivas.

En paralelo, también se destacó la importancia de aplicar sistemas de pastoreo programados para evitar la desertificación, pastoreos silvo pastoriles. Se destacó, además, el rol de las especies leñosas y su aporte de nitrógeno al suelo y el bienestar animal.

El campo que no está siendo pastoreado puede tener tantos problemas como aquél que está sobre pastoreado. El primero de ellos porque sus pasturas se ponen viejas, se oxidan, se degradan y se pierden. En el otro extremo se habla de la pérdida de suelos por el sobre pisoteo, la eliminación de especies vegetales y posterior erosión hídrica o eólica, explicó Suárez.

Durante la jornada se hizo especial hincapié en que el pastoreo mediante el uso de los rumiantes es una herramienta fundamental para la producción, cualquiera sea su tipo, como también para la conservación y recuperación de suelos.

El pastoreo se debe hacer programado y pensado de acuerdo con las especies predominantes. En caso de hacerlo en espacios más reducidos se produce una alta concentración de heces que aportan nitrógeno y materia orgánica al suelo.

El ingeniero agrónomo comentó que se trabajó sobre sistemas que ya se han experimentado desde la Patagonia hasta Salta, pasando por Pampa Húmeda y la Mesopotamia. Se mostraron ejemplos de áreas recuperadas que en la actualidad están funcionando y cómo se trabaja en diferentes ambientes.

«Nosotros desde INTA San Luis presentamos dos casos concretos de recuperación de pastizales naturales en ambientes áridos, con altas producciones», explicó Suárez. Destacó que los presentes tuvieron activa participación mediante preguntas y aportes.

En la última hora se realizó una visita a campo típico del caldenal, se vieron distintos ambientes dentro del bosque de caldén. Fuera de él se analizó la situación en la cual se encontraba y algunas posibles mejoras en el sistema de pastoreo que se estaba aplicando.

El campo visitado fue el de Osvaldo Panini, ubicado a pocos kilómetros al sur de Fraga. Espacio típico del caldenal de San Luis.

El acontecimiento contó con el auspicio de las Municipalidades de Fraga y de Saladillo, INTA San Luis, grupo Ovino San Luis y  varias firmas comerciales.

Producción de El Semiárido

Fotos: INTA San Luis