¿Qué harán los productores con la cosecha de soja y maíz?

¿Qué harán los productores con la cosecha de soja y maíz?

Compartir
La cuestión financiera (62%), en términos de acceso al crédito y tasas de interés, es la mayor preocupación de un grupo de productores.

Los productores estiman que, en promedio, necesitarán vender 48% de la cosecha de soja y 44% de la de maíz para hacer frente a sus necesidades financieras de aquí a julio, mientras que sólo habían fijado precio a 8% de la soja y a 13% del maíz. Este es el resultado de un relevamiento que realizó la Universidad Austral.

«Esto hace esperar fuerte presión vendedora en los próximos meses», destacaron desde la Universidad Austral tras la publicación del último AG Barometer, una encuesta que realizan a 400 productores con una facturación anual superior a los US$ 200 mil. «Más allá de la actividad que esto implica para el sector agropecuario, las ventas esperadas resultan relevantes en el contexto macroeconómico donde los dólares de la cosecha traerán alivio en términos de oferta», destacaron.

Cuando se consulta a los productores qué piensan hacer con el excedente, se indica que el 31% se va a almacenar sin precio fijo y el 39% se destinará a comprar insumos. Un 25% de los productores indicaron la voluntad de hacer inversiones con el excedente (por ejemplo, en maquinaria).

«Es bajo el porcentaje de productores que se inclina por inversiones financieras (plazo fijo, dólares, derivados)», destacaron.

Finalmente, cabe mencionar que se consultó a los productores acerca de los disparadores de compras relacionados a la compra de maquinaria. Aquí el 32% de los productores pusieron por delante las condiciones de financiamiento, y un 23% las oportunidades de precio. Estas dos cuestiones están íntimamente relacionadas. También tiene una relevancia significativa la lealtad referida especialmente a la marca. El 31% de los productores indicaron que prefieren mantenerse fieles.

Los productores plantean un conjunto de preocupaciones de aquí a los próximos doce meses, donde es llamativo que las cuestiones financieras, económicas y productivas superen en un año electoral a las políticas.

A la cabeza está la cuestión financiera (62%), en términos de acceso al crédito y tasas de interés.

Luego cuestiones sobre la marcha de la economía (46%) incluyendo la inestabilidad económica y la presión impositiva.

Recién en tercer lugar aparecen cuestiones productivas (29%) que tienen que ver con el clima, infraestructura, tecnología y medioambiente.

Luego sigue la preocupación por los márgenes (20%) que tiene que ver con los precios de venta y los costos.

En siguiente lugar la inestabilidad política y social (18%): el contexto electoral está en la mente de los productores en el corto plazo.

Queda en un último plano cuestiones que tienen que ver con la gestión del negocio (diversificación, mantenimiento del capital y sucesión).

Fuente: Agrofy News