Inicio Agricultura Prosapia Semillas, una empresa familiar inserta en el mundo de las multinacionales...

Prosapia Semillas, una empresa familiar inserta en el mundo de las multinacionales que trajo su maíz a San Luis

Nacida en 2016 en Venado Tuerto, Santa Fe, Prosapia Semillas es una empresa familiar que trajo maíz a los campos de San Luis y hoy se encuentra inserta en el mundo de las multinacionales, como lo mostró la semana pasada al participar junto a otras seis semilleras de los ensayos desarrollados en el campo del productor José Lorenzino, que trabaja con sus materiales desde hace ocho años.

Daniel Pizzio es el presidente del directorio de la empresa, que también integran su esposa y su hijo, actual el gerente general.

Daniel está a cargo de la genética, producción y aspectos operativos de la firma, según le contó a El Semiárido momentos antes de brindar una charla para 120 productores sobre “Desafío de una empresa familiar argentina en la industria semillera”.

“Esto nace como una alternativa comercial, pero con el objetivo de trabajar con el compromiso de proveer maíces que se inserten en el mercado de la tecnología; hacer genética como corresponde, usar los insumos que utilizan la mayoría de las empresas”, recordó este técnico que trabajó 20 años en Dekalb.

“Ahora tenemos un maíz competitivo y tratamos de ser una alternativa a las grandes semilleras y de alguna manera mirar el espacio que nos queda como nicho entre tantas hectáreas que se cultivan. Es el gran desafío que tenemos las empresas más chicas”, dijo optimista.

Pizzio describió que este negocio tiene un giro muy largo, con 18 meses para recuperar el dinero que se invierte: “Es una empresa sin red, por lo que un error significa caer al vacío, pero aún así en ese contexto estamos haciendo breeding, selección y desarrollo”.

El nombre Prosapia tiene que ver con leyes heredables, un traspaso de ideas, explicó el profesional al describir parte de su extensa y rica experiencia: “Viví el salto de la producción de híbridos de cuatro líneas a simples; estaba activo con todo mi equipo cuando se dio la máxima epidemia del Mal de Río Cuarto y he sido co equiper con grandes grupos de investigación que marcaron la historia de híbridos de maíz en la Argentina”.

En Prosapia empezó a juntar técnicos que también fueron líderes en las grandes empresas y los convocó invitándolos a juntarse a hacer cada uno lo que sabe, “poniendo nuestro background a disposición de un negocio y para que hagamos esto que es nuestra pasión”.

En San Luis

La empresa tiene su central en la ciudad de Venado Tuerto y cinco agentes comerciales establecidos por zonas que buscan distribuidores para sumarlos al proyecto.

En San Luis está el ingeniero Luis Pollini, quien se apoya en la provincia en cuatro distribuidores.

La idea de tener agentes que comprometan a gente para sumarse a un proyecto y trabajar sobre una red de distribución es estratégica; “no solo es para vender más, sino que estamos tomando decisiones un año antes”, aclaró.

Por ejemplo, para la semilla que están vendiendo ahora, ya están alquilando los campos y comprando insumos para la siembra del año que viene sin saber lo que pasará con el clima.

“Cuando nos enteramos de la Niña o Niño, de precios de insumos, una guerra o un gobierno que anuncia retenciones o cobrar renta inesperada, ya tenemos todas las bolsas hechas; por eso, cuando tomamos decisiones tenemos previsiones y esa previsión es la red de distribución que nos mantiene informados y es por lo que las empresas necesitamos la red en la zona”.

Hace más de 20 años que Pizzio conoce los campos de San Luis y puso un técnico que vive aquí, como Pollini, quien tiene bien claro el desarrollo que Prosapia quiere hacer en tierras puntanas.

“Buscamos llegar a través de distribuidores, pero también estar muy cerca de los productores para establecer que realmente somos una opción y que las opciones no siempre tienen que ver con las grandes corporaciones. Estamos para dar batalla, tenemos mucho para aportar, así que en ese esquema me veo en San Luis con estos dos productos que mostramos y otros dos para el que contamos con el compromiso de Lorenzino para probarlos el año próximo”, concluyó.