Predicen el riesgo de invasión de escarabajos exóticos que dañan los pinos

Predicen el riesgo de invasión de escarabajos exóticos que dañan los pinos

Compartir

Investigadores argentinos y estadounidenses elaboraron un ranking de las especies con mayor probabilidad de establecerse en Argentina y otros países del hemisferio sur. El dato puede ser útil en el diseño de estrategias para su control.

Agencia CyTA-Instituto Leloir-. Seis especies de escarabajos descortezadores de pinos en América del Norte son los que tienen mayores chances de  invadir y afectar los bosques de coníferas en el Cono Sur, incluyendo los de la Patagonia argentina. Así surge de un ranking elaborado por investigadores de Argentina y Estados Unidos, quienes dispararon la señal de alerta con fines de control antes de que estas especies exóticas se establezcan.

“Los pinos cultivados de la Argentina tienen un alto riesgo de ser invadidos por los escarabajos descortezadores, debido a que son plantaciones intensivas de especies que, en sus áreas nativas, son fuertemente atacadas por estos insectos”, explicó la doctora Victoria Lantschner, investigadora del Conicet en el Grupo de Ecología de Poblaciones de Insectos de la Estación Experimental Agropecuaria Bariloche del INTA (INTA-EEA).

Mediante el uso de modelos matemáticos de predicción, que toman en cuenta factores tales como el rango de distribución de los insectos y variables climáticas, Lantschner y sus colegas examinaron 64 especies de escarabajos descortezadores del norte e identificaron a las seis que representan una mayor amenaza en la región y, por ende, deberían ser monitoreadas de manera más exhaustiva: Dendroctonus valens, Xyleborus intrusus, Hylastes tenuis, Ips grandicollis, Gnathotrichus sulcatus y Ips calligraphus. El trabajo fue publicado en la revista “Echological Applications”.

El dato es importante para que SENASA y las direcciones provinciales de bosques “diseñen estrategias que permitan minimizar la introducción de plagas en las distintas regiones forestales del hemisferio sur”, aseguró Lantschner.

La introducción accidental de plagas en los bosques está aumentando a nivel mundial, como consecuencia de un creciente movimiento internacional de bienes y personas, particularmente con productos de madera y plantas vivas. Un ejemplo es la avispa de la madera, Sirex noctilio, que fue introducida en cargamentos de madera a la Argentina hace más de 30 años y hoy representa la principal plaga forestal del país.

Del estudio también participaron los doctores Andrew Liebhold, del Servicio Forestal de Estados Unidos; Thomas Atkinson, de la Universidad de Texas, Estados Unidos; y Juan Corley, del Conicet, el INTA y la Universidad Nacional del Comahue, en Bariloche.

Foto: Agencia CyTA-Instituto Leloir