Inicio San Luis Polok – El pueblo HuarpePynkanta desarrolló el sexto diálogo de saberes indígenas

Polok – El pueblo HuarpePynkanta desarrolló el sexto diálogo de saberes indígenas

El sojuzgamiento de los pueblos originarios por parte de los estados, tanto en nuestra Latinoamérica cuanto en países de Europa, aparece como un emergente muy fuerte a medida que avanzan los diálogos Pukuy Mutekeke promovidos por el pueblo Huarpe Pynkanta y emitidos desde el Museo Zapadores ciudad del Arte de Madrid, España.

Esta fue la coincidencia que tuvieron varios protagonistas del sexto diálogo de saberes, que estuvo centrado en el vocablo “Polok”, que hace referencia a los jóvenes de la tierra y al trabajo indígena.

Franco Gil, representante de los jóvenes del pueblo Huarpe Pynkanta de la provincia de San Juan, dijo que hace diez años, cuando comenzó su trabajo para relevar cuántos pueblos originarios había en su territorio, el Estado provincial tenía relevado cinco. “Hoy sabemos que existen más de 30 comunidades Huarpes. Logré presentar la documentación en el Consejo Provincial Indígena para que nos reconozcan como pueblo originario”, subrayó en su participación en el diálogo.

Por su parte, el invitado especial que tuvo el encuentro del viernes, Daniel Mato, sostuvo que las deudas que el Estado español tiene para con los pueblos indígenas, “no se resuelven con el esfuerzo que está haciendo el museo” en la reivindicación de derechos que realiza a través de esta serie de charlas digitales que implementa.

“El racismo me hiere, me lacera; no es nada agradable sentir que uno es parte de una sociedad racista”, afirmó Mato, quien es doctor en ciencias sociales y estuvo realizando investigaciones sobre los derechos de los pueblos originarios en países como Argentina y Venezuela.

A su turno, el propio maestro de ceremonia del encuentro, Francisco Briever, integrante del grupo coordinador del Museo Zapadores, explicó que es gallego y que a su pueblo le pasó lo mismo que a los Huarpes. “Durante tres siglos se prohibió hablar el gallego. La fuerza está en el amor del pueblo. Hay que encontrar un territorio común, porque no hay razas. La única raza es la raza humana”, subrayó con énfasis.

El disparador de la serie de “Diálogos de Saberes Indígenas” -que se extiende durante doce encuentros- se centra en el trabajo artístico realizado por María Gray, de España, sobre una investigación que realizó en el territorio Huarpe y plasmó en doce lienzos que desde el 13 de febrero se exhiben en el Museo Siglo XXI de Madrid.

El ciclo se desarrolla vía Online y propone una cita semanal, cada viernes a las 21h (España) y a las 17 de Argentina durante 12 semanas. Cada conversatorio pone en el centro una palabra Huarpe, que interpela a la cosmovisión indígena y que nombra el enigma que encierra cada uno de los lienzos.

Franco Gil. Cuando inició su actividad hace diez años en San Juan, el Estado sólo reconocía 5 comunidades Huarpes. Hoy suman más de 30.

El viernes 2 de abril estuvo dedicado a “Polok”, los jóvenes de la tierra y al trabajo indígena. Participaron representantes de pueblos originarios de nuestro país junto a intelectuales de España. Cada uno desde su lugar expresó su mirada respecto del tema convocante. El invitado especial del encuentro fue Daniel Mato, doctor en Ciencias Sociales, investigador principal del Conicet y director de la cátedra UNESCO Educación superior y Pueblos Indígenas y Afrodescendientes en América Latina.

La primera explicación sobre polok estuvo a cargo del Omta Roque Miguel Gil. Habló en lengua Huarpe y contó con traducción de quienes lo acompañaron en la sala.

“El Consejo de jóvenes sigue los caminos tradicionales de nuestros abuelos en el sentido de apropiación de una cultura con fuerte sentido identitaria, que permite tejer caminos junto a su familia”, reflexionó.

Dijo que ese consejo desarrolla una gestión sostenible de los recursos naturales, el cuidado del territorio, el bosque nativo con identidad, fortalecer las capacidades de los líderes y lideresas, “siempre en unión y libertad plena en compañía de los ríos, los cerros y el aire”.

Daniel Mato. “El racismo me hiere, me lacera; no es nada agradable sentir que uno es parte de una sociedad racista”.

La búsqueda –agregó- es el desarrollo, pero sin oponerse al equilibrio de la naturaleza. Todos los pueblos tenemos derecho a una vida saludable y productiva, siempre en armonía con la naturaleza.

Al hablar en español, el Omta Miguel Gil dijo que el lienzo Polok es importante para el pueblo Huarpe, dado que refleja la lucha por la inclusión, “la inclusión en un sistema que nos es ajeno. Ver a los jóvenes firmes, afianzados en un camino, es muy gratificante. Ver la continuidad de nuestra comunidad a través de nuestro derecho, nuestra cultura, identidad, respetando el camino dejado por nuestros ancestros. Bien aprendido esto de lo colectivo, con la organización territorial y con su pueblo. A esto lo compartimos con los 34 pueblos de Latinoamérica con los que nos hemos unido”.

Destacó el derecho a vivir de acuerdo con “nuestra cosmovisión, nuestra manera de ver el mundo, nuestros sentimientos, nuestra energía, con la naturaleza. A eso queremos compartirlo con los hermanos no indígenas  para seguir adelante en un mejor buen vivir. Es un trabajo de sentimiento de unión espiritual y de acción en armonía con lo que nos rodea”.

Es gratificante para mí, que Palaguanycay (Franco Gil) esté dejando afianzado ese camino junto a los jóvenes de la comunidad, un ejemplo a seguir, para continuar con la identidad y nuestro legado.

Además de las palabras del Omta Miguel Gil, se pudo escuchar la participación de María Gray, autora de los doce lienzos; Franco Gil, de la comunidad Huarpe Pynkanta de San Juan; una representante del pueblo Kolla – Guaraní de Salta y un representante Ranquel, que viven en La Pampa y forman parte de una comunidad pluricultural; el invitado especial Daniel Mato; Norma Silva y Mario Ipólito.