Nuevo laboratorio vitivinícola en San Juan

Nuevo laboratorio vitivinícola en San Juan

Compartir
En el nuevo laboratorio se podrán ejecutar en 2 minutos un total de 37 de los análisis que precisan tener los enólogos para la elaboración del vino.

El nuevo laboratorio vitivinícola que fue inaugurado en San Juan pondrá al sector elaborador de vinos y mostos en la cresta de la ola en lo que respecta a determinaciones analíticas para lograr calidad. Debido a la tecnología incorporada economizará tiempo y dinero a las bodegas locales, que podrán recurrir a sus servicios tanto si son artesanales como establecimientos de gran porte. Por ejemplo, allí se podrán ejecutar en 2 minutos un total de 37 de los análisis que precisan tener los enólogos en sus procesos de elaboración, con una muestra de tan sólo 3 centímetros cúbicos de vino.

Hasta ahora, lo más rápido se logra con una botella de 750 cm3, y son 10 determinaciones en 48 horas. Será administrado entre el Consejo y el Centro de Enólogos y la Cámara Vitivinícola, y si bien cobrarán a las bodegas por el servicio, prometen abaratar el 50% los costos. Además, cuenta con una tecnología especial con rayos infrarrojos, lo que evita usar drogas anexas como el método tradicional y redundará en un gran aporte también el cuidado ambiental. «Todo eso es dinero y tiempo que se ahorra. Baja costos y aumenta la calidad», sintetiza Marcelo Ureta, gerente del Consejo de Enólogos, donde se construyó un espacio a nuevo para albergar al laboratorio, el primero de este tipo con que cuenta la provincia.

Este logro surgió de la alianza del sector privado y del público. Demandó una inversión de 1,2 millones de dólares, que fue aportada por el Fondo Tecnológico Argentino (Fontar), el Ministerio de Producción y la Cámara Vitivinícola que reúne a bodegas trasladistas, con ayuda de la Coviar. Su presidente, Ángel Leotta, dijo que el laboratorio es un «gran avance» y que no sólo es necesario por la innovación que permitirá resultados precisos, «sino por la rapidez y por el tiempo». Agregó que se firmará un convenio de cooperación con un laboratorio similar que la entidad cooperativista Acovi hizo en Mendoza.

Ureta destacó la unión de varias instituciones para concretar esta infraestructura ya que no hay otra forma de sustentar semejante inversión. El laboratorio cuenta con el 40% del equipamiento y en breve llega el 60% restante. Calculan que para la primavera ya prestará servicios.

El financiamiento

El financiamiento se logró con el aporte público privado: se logró un subsidio de U$S 650.000 del Fontar, otros U$S 250.000 de la Cámara Vitivinícola de San Juan y además U$S 300.000 del Ministerio de Producción. Este último aporte fue para la obra civil.

La tecnología

El centro cuenta con tecnología FTIR, una solución analítica compacta y fácil de usar, que mide distintos parámetros de mosto de uva, mosto en fermentación o vino en poco tiempo. Sustituye diversos análisis y permite realizar una única prueba in situ.

Aporte nacional

El laboratorio local forma parte junto a otras seis acciones en la región del FITAP Enológico (nombre técnico del proyecto) aprobado en febrero de 2017 por el directorio Fontar, de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Ventajas

Gracias a la rapidez y sencillez con que se realizan las pruebas, es posible realizar más análisis periódicos, lo que le permitirá al industrial disponer de una información objetiva para tomar decisiones a lo largo de todo el proceso de la vinificación.

Análisis múltiples

El centro de análisis está enfocado en la comprobación analítica del mosto de uva, la planificación y supervisión de la fermentación de los caldos, el control del vino terminado (ya sea en barricas, mezclas y botellas) y el control del color.

Más equipos

Además cuenta con un aparato de control de calidad que mide la fuerza de extracción del corcho o la calidad de la tapa rosca. Otro aparato mide la higiene con unos hisopos, para ver la contaminación de una pileta, bomba o línea de fraccionamiento.

Fuente: Diario de Cuyo – San Juan