Marfrig apunta a la compra de Quickfood

Marfrig apunta a la compra de Quickfood

Compartir
Marfrig podría agrandar su presencia en nuestro país. La única planta es la que tiene en Villa Mercedes

Apareció un interesado firme para quedarse con parte de los activos que el frigorífico brasileño BRF tiene en venta en la Argentina, y es nada más y nada menos que un viejo conocido: el también brasileño Marfrig. El grupo brasileño le presentó una oferta de compra a BRF. Los grupos buscan cerrar el trato antes de fin de año.

Según trascendió en las últimas horas, las negociaciones entre ambos grupos están muy bien encaminadas pero con una salvedad: Marfrig apunta a absorber el negocio de carne vacuna y dejaría de lado el avícola que incluye al frigorífico ubicado en la provincia de Río Cuarto, Avex.

El activo más importante que hoy tiene BRF en la Argentina es sin lugar a dudas el frigorífico Quickfood y sus reconocidas marcas en el mercado local como Paty y Patyviena y estas unidades de negocios son las que le interesan a Marfrig pero en realidad busca recuperarla porque estuvieron bajo su órbita hasta 2011 cuando se la cedió a BRF en un intercambio de activos.

Actualmente Quickfood posee tres plantas en la Argentina. Su establecimiento más importante está ubicado en la localidad de San Jorge, provincia de Santa Fe; aquí no sólo tiene capacidad de faena de más de 600 animales por día, sino que también está autorizada para exportar a los principales mercados abiertos para la Argentina. Además, en esta locación se producen las famosas hamburguesas Paty.

Mientras tanto, los fiambres y las salchichas tipo Viena se producen en la planta de Baradero (al norte de la provincia de Buenos Aires) y en Arroyo Seco (provincia de Santa Fe) se elaboran los vegetales congelados.

Con esta jugada Marfrig volvería a tener presencia fuerte en la Argentina. En la actualidad cuenta sólo con una planta de procesamiento en la ciudad de Villa Mercedes en nuestra provincia, pero llegó a tener bajo su poder siete frigoríficos y en aquel entonces era uno de los mayores operadores en el negocio local.

La historia dio un vuelco cuando el Gobierno kirchnerista comenzó a intervenir los envíos de carne al exterior por lo que el grupo brasileño se desprendió, cerró o vendió gran parte de su gigante estructura.

El panorama ahora es ideal para el posible comprador de Quickfood porque cuenta con dinero fresco en sus cuentas. Recientemente cerró la venta de su subsidiaria Keyston Food (firma norteamericana reconocida porque produce los famosos McNuggets de pollo) por la que recibirá en total u$s2.200 millones.

Mientras tanto BRF sigue adelante con su plan desinversión a nivel global que no sólo comprende a los activos argentinos sino que también a plantas de procesamiento localizadas en Europa y Tailandia.

La compañía busca recaudar alrededor de u$s1.300 millones que serán destinados íntegramente a refinanciar sus abultadas deudas.

En los últimos días también trascendió que la norteamericana Tyson Food hizo una oferta por los activos europeos y BRF buscaría cerrar esta operación, junto con la de Argentina antes que termine este año o más tardar en los primeros días de 2019.

Fuente: Ambito.com