Inicio Comercio exterior Mandan a China pre-acuerdo para producir cerdos

Mandan a China pre-acuerdo para producir cerdos

“Podríamos aumentar las exportaciones en u$s2.500 millones anuales”, confió una fuente de la cartera a cargo de Felipe Solá.

Los intereses de Argentina y China confluyen una vez más. El Gobierno de Alberto Fernández necesita generar divisas y el de Xi Jingping, saldar el déficit en la producción de cerdos que le produjo una epidemia. En ese marco, avanza el proyecto que contaría con una inversión de u$s4.000 millones y podría duplicar la producción porcina de nuestro país durante los próximos cuatro años, según el plan que contemplan ambos países.

En las últimas horas, se mandó el esbozo del acuerdo que deberá devolver China a la brevedad.

En la Cancillería argentina adelantan que para noviembre de este año podría darse la firma del acuerdo. Calculan que la rubricación de ese contrato diplomático podría disparar la construcción de 25 granjas industriales que aumentarían la producción de carne de cerdo en más de 882.000 toneladas; la de maíz, en más de 3 millones de toneladas y generaría 9.500 puestos de trabajo.

“Podríamos aumentar las exportaciones en u$s2.500 millones anuales”, confió una importante fuente de la cartera a cargo de Felipe Solá.

Como se dijo, el Gobierno argentino ya envió un principio de acuerdo marco que China debe contestar. “Estamos conversando el modelo de memorándum, el Ministerio de Agricultura chino lo está considerando. Pensamos que faltan una serie de charlas porque pusimos algunas condiciones”, dijo el secretario de relaciones económicas internacionales Jorge Neme.

Las condiciones de la propuesta argentina son: la participación de los productores y cooperativas locales en el proceso, la utilización exclusiva de mano de obra argentina y la potestad del Gobierno para participar en la localización geográfica de las granjas, según pudo averiguar Ámbito.

El país asiático es actualmente el mayor productor y principal consumidor de carne porcina. Pero a fines de 2018 sufrió una epidemia de gripe porcina africana que le generó un importante déficit en el stock de ganado. Lo que llevó al Gobierno chino a buscar otras latitudes donde reubicar ese faltante.

En este sentido, Argentina viene especializándose en producir la proteína que alimenta a los cerdos desde hace varias décadas. Ese expertise y la necesidad del Gobierno de generar divisas lo transformaron en el candidato perfecto para esta inversión.

“Queremos fomentar la agregación de valor, desde el Ministerio de Desarrollo Productivo apuntamos a potenciar las cadenas y diversificar las exportaciones”, dijo a Radio Con Vos, Daniel Schteingart, director del Centro de Estudios para la Producción del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Respuesta oficial

La difusión de estas negociaciones produjo el rechazo de un grupo de asociaciones y referentes medioambientalistas que difundieron un documento que critica la posible instalación de las granjas industriales. “Estos centros se convierten en un caldo de cultivo de varios virus y bacterias resistentes que pueden provocar nuevas infecciones con daños incalculables”, dice el texto.

Desde Casa Rosada creen que falta información al respecto: “El sector porcino en Argentina ya produce bajo el sistema intensivo. Casi el 70% de la carne de cerdo surge de granjas tecnificadas”, señalaron.

Otro argumento que el Gobierno opone al reclamo medioambiental es que esto tendría un efecto positivo en la “desojización”. Consideran que la mayor demanda de maíz para alimentar a los cerdos podría generar un alza en el precio que colabore a diversificar la canasta exportable.

Por último, también señalan como efecto positivo la federalización de la producción.

La intención es que estas granjas se instalen por fuera del área pampeana para potenciar zonas postergadas. La Rioja, Catamarca, Corrientes y Chaco son algunas de las provincias que se barajan, según pudo averiguar este medio.

Fuente: Andrés Lerner – Ambito.com