Maíz y soja, comercialización con rasgos diferentes

Maíz y soja, comercialización con rasgos diferentes

Compartir

Mientras el maíz 2018/19 continúa acaparando el grueso del volumen operado en el Mercado Físico de Rosario, la soja verificó un repunte de precios la semana pasada ante el revés que sufriría la cosecha brasileña producto de un déficit hídrico. A medida que merman las disponibilidades de granos gruesos en el país, el centro gravitacional del mercado se traslada a la nueva campaña, indica un informe de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

​El maíz continúa siendo la estrella en el mercado físico de granos de Rosario, llevándose el grueso del volumen de negociación. Con la campaña actual cerca de finalizar y en vísperas del período más crítico de definición de rindes para los granos gruesos, las posiciones diferidas convocan más interés que el disponible. En efecto, de la producción de maíz 2017/18 se estima que restan volcar al mercado doméstico apenas 1,5 Mt, en tanto que la soja 2017/18 ya está toda vendida, comercializándose a cuenta gotas el stock remanente de campañas anteriores.

En cuanto a los valores, por el maíz temprano o de primera a entregarse entre los meses de febrero a abril, los precios ofrecidos rondan los US$ 145/t en el Recinto de esta Bolsa, en tanto que en MATBA el futuro más cercano ajustó a US$ 147/t. Para la mercadería con entrega en julio, el precio propuesto es de US$ 135/t. El jueves 25 de enero el precio publicado por la Cámara Arbitral para el cereal fue de $ 5.600/t (US$ 150,5/t), mostrando un aumento semanal de $ 40/t.

Por la soja, en tanto, que en el Mercado de Chicago tomó impulso dado que los operadores comienzan a descontar en los precios los recortes en las proyecciones de producción para la soja brasileña 2018/19, el precio de referencia de la Cámara Arbitral el jueves fue $ 9.330/t (US$ 250,8/t) aumentando sólo $ 30/t en la semana.

Récord de importaciones y exportaciones de soja en diciembre

Con envíos por 872.000 toneladas, las exportaciones argentinas de poroto de soja en el mes de diciembre alcanzaron un récord histórico en el contexto de una guerra comercial entre China, principal comprador mundial de la oleaginosa, y Estados Unidos, su abastecedor líder. Simultáneamente, las compras al exterior de poroto sumaron 767.000 toneladas en el mes, el mayor volumen en la historia para este período. De este total, el 85% de la mercadería provino de Estados Unidos. Las necesidades de mercadería que ha tenido el complejo oleaginoso local en esta campaña 2017/2018 fueron evidentes ante los efectos de la peor sequía que ha sufrido Argentina en los últimos 50 años.

Después de haberse mantenido en terreno negativo durante gran parte del año, el repunte de las exportaciones de poroto de soja de noviembre y diciembre contribuyó a morigerar el saldo neto de la balanza comercial en este rubro. Así, pese a que entre abril y diciembre inclusive se importaron 1,5 Mt más de las que se exportaron, resultando en un déficit de más de medio millón de dólares, en los últimos dos meses del año las exportaciones netas resultan positivas ya que se trajeron 1,5 Mt del exterior en tanto se despacharon 1,8 Mt, con un aporte neto de divisas de US$ 144 millones. Si a ello se le suma las exportaciones récord de trigo en el mes de diciembre de 2,1 Mt por un total de US$ 446 millones, más otros 1,46 Mt o US$ 250 millones de ventas de maíz, se comprende cómo el aporte de divisas del sector agroindustrial ayuda a mantener el equilibrio en el mercado cambiario.

Fuente: BCR