Inicio Ganadería Luis Poggio, recomendaciones para ganaderos y nueva camiseta comercial

Luis Poggio, recomendaciones para ganaderos y nueva camiseta comercial

Tomamos contacto telefónico con el fin de que nos hiciera llegar alguna recomendación para que el productor agropecuario, sobre todo aquél que trabaja con ganadería, llevase en cuenta durante este tiempo de pandemia y cuarentena.

La sorpresa fue cuando nos encontramos con un cambio grande en la vida de este conocido productor y representante de firmas consignatarias de hacienda. Luis Poggio, de él se trata,  ha comenzado a trabajar como representante de la firma Colombo y Magliano para la comercialización de hacienda en la provincia de San Luis.

Si tuviéramos que definir en términos futboleros, fue como el pase de Bebelo Reynoso de Talleres a Boca. Del interior a Capital Federal. En este caso, de Alfredo Mondino, firma de Villa Huidobro en la provincia de Córdoba con la cual trabajó durante los últimos siete años, a Colombo y Magliano, la líder en el país en este rubro.

«Mi consejo para la gente que trabaja en el campo es que se cuide lo más que pueda, que cuide a sus empleados, que no se expongan al público y que si lo hacen tomen todas las medidas de seguridad», dijo Poggio ante la solicitud de El Semiárido.

En cuanto al aspecto comercial, reconoció que esta pandemia va a traer problemas económicos para mucha gente. «La idea es que busquen comercializar con una empresa solvente, que le pague lo que vale la hacienda y que tengan seguridad que la van a cobrar».

También abogó porque esta situación histórica en la vida del mundo se normalice pronto «así podemos ir a revisar la hacienda y podemos ir a comercializarla en los campos».

Luis Poggio se ha incorporado en la firma Colombo y Magliano SA desde el 2 de febrero pasado y es el único representante en la provincia de San Luis. Está considerada como la líder del mercado, con asiento de sus oficinas centrales en Capital Federal. La firma tiene 85 años de existencia y cuenta con 70 representantes en todo el país.

Con una comercialización que se acerca al millón de cabezas por año, Poggio comentó que la firma por él representada compra hacienda de todos los estados y de todas las categorías, pasando por todas las edades. Mencionó terneros, vaquillonas, novillitos, novillos gordos, vaquillonas gordas, novillo de exportación, vaca gorda para exportación, toros gordos y flacos, vacas viejas gordas.

Si bien los cambios producen modificaciones en los vínculos, Poggio está satisfecho con los primeros pasos dados con su inserción en la firma y en la aceptación por parte de los productores. «Me siento acompañado por la gente. Me han abierto puertas donde era difícil ingresar para la comercialización», destacó.

En un repaso breve explicó que las ventas fueron de menor a mayor en los sucesivos meses, dado que es un tiempo de mucho movimiento de hacienda. En marzo ya llegó a los dos mil animales y en estos días de abril ya lleva 1.100. Lo cual augura una buena performance, a pesar del coronavirus que se expande por el país.

Las operaciones de Colombo y Magliano toman diferentes formas: ventas particulares, 70 remates televisados por año y ferias físicas. el país está dividido en tres regiones: noreste, noroeste y pampa, donde está incluida Villa Mercedes, lugar de residencia de Luis Poggio.

Los representantes responden a un gerente regional, que en el caso de la zona pampeana está ubicado en Balcarce, provincia de Buenos Aires, quien coordina los negocios particulares.

«Estoy tratando de ganarme un lugar en la firma que es la más grande del país. Un amigo me dice que estoy jugando en el equipo que todos quieren jugar. De cinco mil representantes o comisionistas de hacienda en el país, sólo 70 tenemos el privilegio de pertenecer a Colombo y Magliano», manifiesta con orgullo.

Los criterios seguidos por la firma para la elección de sus representantes, pasa por los antecedentes comerciales, pero fundamentalmente por las características personales, apuntó el entrevistado.

Ahora, con el problema del coronavirus, las actividades se reducen a comunicaciones telefónicas. No obstante, ya tiene una planificación armada para las visitas a campo cuando se abra nuevamente  la libre circulación por los caminos del país y la provincia.

La charla telefónica con el Semiárido se extendió. Pudimos observar que Luis ha renovado sus expectativas de trabajo y que se encamina a dar un salto cualitativo de trascendencia en su trayectoria para la comercialización de la hacienda en el territorio sanluiseño.

Producción: El Semiárido