Los tamberos definen si van a la protesta

Los tamberos definen si van a la protesta

Compartir

El próximo jueves tamberos analizarán en Trenque Lauquen y General Rodríguez si van o no camino a una protesta a nivel nacional frente a la falta de respuesta por parte del Gobierno. Los productores de las distintas entidades rurales agrupados en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se manifestarán frente a las plantas que tiene La Serenísima en dichas localidades. La reunión se realizará sin la presencia de los presidentes de la Mesa de Enlace.

El problema es el bajo precio que reciben los productores por la leche. Desde la Dirección Nacional Láctea sólo atinan a decir que “confían en que la recuperación de los mismos, que se viene dando, se realice lo más rápido posible”. Por ahora eso no sucede.

Los pagos en pesos a 45 días y los insumos que avanzan al ritmo del valor del dólar profundizan la crisis del sector lechero, parte del cual reclama un plan integral y que se frene la liquidación de los establecimientos.

La fuerte devaluación, que mejoró los márgenes para las producciones primarias extensivas y con fuerte perfil exportador como son los sectores cárnicos y de la soja, tiene su contracara en actividades intensivas y dedicadas al mercado interno, como es el caso de la lechería.

El productor cobró casi un 24 por ciento menos de lo que costó producir su leche, según el último informe oficial disponible del mes de agosto. Se estima que en septiembre la brecha superará el 30%.

Entre un 60 y un 80 por ciento de los gastos de un tambo están ligados al tipo de cambio (alimentación: granos y soja, energía eléctrica, sanidad, genética). Como ejemplo se puede decir que un kilo de balanceado para alimentar una vaca en producción cuesta más que un litro de leche que produce el animal.

El Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA) explica que el productor de leche lleva ocho meses de rentabilidad negativa, desde principios de año, pero con mayor énfasis a partir del mes de mayo. El precio por litro de leche entregado en agosto y cobrado hacia fines de septiembre fue de 7,43 promedio, contra un costo de producción de 7,60 por litro.

La situación se agudizó en el mes de septiembre debido a la volatilidad cambiaria y la escalada de la inflación. La industria pagará a los productores por septiembre entre 7,50 y 8,10 el litro, por debajo de los costos. En las organizaciones relacionadas con la producción estiman que el productor debería cobrar por su leche entre $ 11 para “empatar” y $13 para equiparar con la escalada del dólar.