Las neo retenciones provocan serios daños a varios sectores

Las neo retenciones provocan serios daños a varios sectores

Compartir
El presidente Macri escuchó ayer las quejas de los productores frutícolas y arroceros entrerrianos.

El presidente Mauricio Macri sigue escuchando las quejas de los sectores productivos de todo el país, a pesar de que luego es muy poco lo que hace su gobierno para corregir algunas cosas que conspiran contra la producción.

Aunque hay una prensa que trata de invisibilizar este tipo de información, hay otra que publica las buenas y las malas. No las esconde. Es el caso de Bichos de Campo, desde donde nos nutrimos para publicar esta información de la sólo se conoció por el parte oficial de Casa Rosada.

Este jueves, en gira de tono electoral por Entre Ríos, Macri volvió a escuchar entonces las quejas de varios sectores productivos, en especial contra el nuevo esquema de retenciones ideado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en acuerdo con el FMI.

Salvo algún rubro que quedó en 3 pesos por dólar, estas neo retenciones suelen ser de 4 pesos por dólar exportado para la gran mayoría de las actividades agropecuarias, y están provocando graves inconvenientes en muchas economías regionales (en especial las frutícolas) porque para el productor implican un recorte muy superior al que cobra el gobierno. Muchas actividades se han tornado inviables por esta medida.

En Gualeguaychú, Macri escuchó muchas quejas sobre estas retenciones en una reunión que mantuvo con productores de todos los sectores agroindustriales entrerrianos y los principales dirigentes de la Mesa de Enlace. El Jefe de Estado estuvo acompañado por el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. Había otros macristas entrerrianos que están desde hace rato en clave electoral: el secretario de Agricultura, Guillermo Bernaudo; el senador nacional Alfredo de Angeli; el diputado Atilio Benedetti (candidato a gobernador por Cambiemos), y el intendente de Basavilbaso, Gustavo Hein (candidato a vicegobernador).

Como sea, los productores no formaron parte del cortejo de campaña y aprovecharon para marcarle la agenda productiva al presidente. La principal queja pasó por la combinación letal que significó para las economías regionales que se impusiera una nueva retención de 4 pesos por dólar en conjunto con la rebaja del 60% en los reintegros.

Pero también hubo tirones de oreja por los altos costos de las tarifas eléctricas (impacta sobre todo en el sector arrocero), la industria de los juicios laborales (los citricultores de Chajarí hicieron un tractorazo denunciando esta situación) y por la imposición judicial de distancias muy exageradas para la aplicación de agroquímicos (se estima que esta medida afecta a unas 300 mil hectáreas en toda la provincia).

Por la Mesa de Enlace, participaron Raúl Boc Ho (Confederaciones Rurales Argentinas), Walter Feldkamp (Sociedad Rural Argentina), Elvio Guía (Federación Agraria Argentina), Daniel Kindebaluc (Coninagro) y Eduardo Caminal (delegado ante la Comisión Administradora del Rio Uruguay).

Por el área de la avicultura, participaron Néstor Eggs (Noelma) y Raúl Marso (Las Camelias); y del ámbito de la citricultura, Mariano Caprarulo (Cámara de Productores Exportadores de Cítricos del NEA), Ariel Panozzo Galmarello (FECIER) y Daniel Bovino (Trébol Pampa S.A.). También concurrieron el coordinador de la Mesa Forestal, Marcos Pereda; el productor del área rural, Danilo Gale; el representante de la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos, Juan Pablo Cerini; y Noelia Zapata, de Bodegas de Entre Ríos.

Del ámbito arrocero, asistieron Jorge Paoloni (producción primaria), Federico Gadea (Cámara Industria Arrocera de Entre Ríos), Claudio Francour (FECOAR), y Hugo Muller (ProARROZ).

Además, participó Pablo Enrique Cammarota (director de Baggio -RPB- y presidente del Parque Industrial de Gualeguaychú); y por el área productiva de arándanos, Alejandro Pannunzio, de Berries del Sol. además de Juan Etchevehere, presidente del Consejo Empresario de Entre Ríos.

Pannunzio contó luego de la reunión con Macri que una de las principales quejas que escuchó Macri fue la no diferenciación de retenciones (entre 4 y 3 pesos) para las diversas economías regionales, que en muchos casos están tributando más derechos de exportación con este sistema que en tiempos del kirchnerismo.

“Respecto de retenciones y baja de reintegros, manifesté que había campos cerrando en este momento por el impacto de estas normas, que habían dado resultados negativos a muchos productores”, contó el productor de arándanos, que además elevó a las autoridades un extenso petitorio con medidas pendientes para impulsar la producción.

Fuente: Bichos de Campo