Las modificaciones que planifica INTA a nivel país

Las modificaciones que planifica INTA a nivel país

Compartir
Construirían un edificio de 12 mil metros cuadrados en INTA Castelar

La construcción de un edificio de 24 millones de dólares en Castelar que reemplace a los cuatro que actualmente tiene en la Capital Federal y la creación de polos tecnológicos en Castelar, Anguil, Manfredi, Mendoza, Pergamino y hasta en Saenz Peña, son algunos de los objetivos trazados por el presidente de INTA Juan Balbín.

Este organismo autárquico del Estado Nacional está enfocado en el desarrollo de polos tecnológicos que concentren la tecnología agropecuaria, mediante la participación privada e, incluso, de universidades del interior del país.

En una nota que publicó el matutino La Nación, el presidente de INTA explicó que el plan apunta a sumar actores privados, las casas de estudio y a crear infraestructura en Castelar para que los técnicos del interior dispongan de un lugar para estar cuando viajen a Buenos Aires.

En el presupuesto aprobado para 2019 se debió aumentar en 400 millones de pesos para que la organización pudiese funcionar. Un 90 por ciento de lo otorgado en primer término iba a ser utilizado en los sueldos del personal.

Juan Balbín informó que la idea es “generar un ecosistema de innovación para las patentes, de trabajo y riqueza. Además, para que los estudiantes puedan interactuar con los investigadores.

La experiencia inicial se realizaría en el INTA Castelar, pero esperan replicar en diferentes lugares donde está asentada la organización, tales como Mendoza, Anguil en La Pampa, Pergamino, Manfredi y hasta en Saenz Peña, provincia de Chaco para el trabajo con el algodón. “No queremos concentrar todo en Castelar”, dijo el presidente.

La nota explica que en INTA ya están pensando en una licitación para que los abogados armen un modelo legal que permita aplicar eventualmente las inversiones que haga el sector privado. El organismo podría recibir un canon por servicios.

A modo de ejemplo, en Mendoza una firma acercó una propuesta para brindar un servicio de monitoreo con drones para las bodegas.

Al tiempo que se desarrollan estos planes para el desarrollo del trabajo, el INTA tiene prevista la venta de tres de los cuatro edificios que posee en la Capital Federal. El único que no venderían sería el de la calle Cerviño, donde funciona la Fundación Argeninta, dado que fue una donación que recibió el organismo.

El edificio que se construiría en Castelar tendría unos doce mil metros cuadrados y se estima un costo de 24 millones de dólares. Balbín expresó que la idea es “estar todos juntos en un edificio moderno”. Todo dependerá del presupuesto con que cuenten, con el desarrollo de las políticas y la planificación y de los acuerdos que realicen con el personal.

Fuente: La Nación