Inicio Agroindustria Las expectativas del presidente de Cartez ante el nuevo gobierno

Las expectativas del presidente de Cartez ante el nuevo gobierno

Es necesario "mantenernos más unidos que nunca, abroquelados, por lo que pueda venir", dijo De Raedemaeker.

Podríamos haber titulado con algunas de las frases que dejó durante el diálogo periodístico, pero sería sesgar la interpretación. El presidente de Cartez, Gabriel de Raedemaeker, analizó la actual coyuntura política a la luz del cambio de gobierno y de una posible modificación de políticas respecto del sector. De las respuestas del dirigente se deduce que los productores están cruzados por diferentes emocionalidades. Lo que no deja lugar a dudas, es que el clima que los caracteriza es de hipersensibilidad.

El representante de Cartez, una de las más importantes organizaciones que defiende los derechos de los productores de campo del centro de la República, estuvo presente en la cena que el sábado pasado organizó la Sociedad Rural Río Quinto de Villa Mercedes.

«Para nosotros la Sociedad Rural de Villa Mercedes tiene un valor afectivo muy fuerte, más aún  después del proceso de separación de las rurales de la provincia, por eso es muy lindo volver a estar acá», expresó De Raedemaeker al iniciar la entrevista que mantuvo con El Semiárido.

Cuando este medio entrevistó al dirigente agropecuario en ocasión de la Expo Rural en el mes de septiembre, había calificado a ese momento como de «incertidumbre política». Ahora volvió a denominar de la misma forma al actual momento, aunque con argumentos diferentes: «No sabemos si el ministerio seguirá siendo ministerio y, sobre todo, qué va a ocurrir con la política agropecuaria».

Dentro de ésta, se preguntó si la dirigencia ruralista va a volver a la situación de enfrentamiento como en el 2.008 durante la administración kirchnerista, o si, en cambio, «tendremos una política de diálogo, con construcción de consensos, que es lo que el país necesita».

Admitió que en la actualidad «el ambiente está muy sensibilizado» y que cualquier retroceso -como puede ser el tema impositivo- «nos haría pensar en una situación de conflicto».

Hizo mención a la reunión que el presidente electo, Alberto Fernández, mantuvo con la Comisión de Enlace, a la que les dijo que los productores se entiendan directamente con él y no se guíen por los rumores.

Abogó porque la situación se plasme en la realidad de esa manera, de lo contrario sería «muy lamentable porque no le permitiría poder demostrar al campo todo su potencial, generar divisas y crear fuentes de trabajo».

Dada la sensibilidad que despierta el tema político, El Semiárido pasó al tema climático de Córdoba. Reconoció que el período de sequía se extendió, por lo cual se atrasó la siembra del maíz. Pero volvió el tema político: «a su vez, expectante por el tema político, el maíz se ha extendido a una siembra de segunda dada la incertidumbre reinante», insistió De Raedemaeker.

«Vamos a ver qué pasa con las nuevas medidas. Lamentablemente la siembra es hasta fin de año. Hay mucha gente que está esperando si con el trigo va a tener libertad de comercializar o no. En este último caso, se irá a la soja», destacó en su hilo conductor del discurso.

Hace pocos días la dirigencia ruralista de la provincia de San Luis renovó autoridades. Consultado si mantienen diálogo con esa federación, el presidente de Cartez respondió que sí y que es necesario «mantenernos más unidos que nunca, abroquelados, por lo que pueda venir».

No obstante esta situación de hipersensibilidad manifestada por el dirigente, dijo una frase que ya es común escucharle: «En nosotros siempre van a encontrar una vocación de diálogo, interna y con el gobierno. Para pelearse siempre hay tiempo y es un tiempo que hay que tratar de evitarlo», afirmó.

Hace pocos días se pudo observar un video en el cual invitaban a los productores a tomar las rutas a partir del 10 de diciembre. ¿Ustedes comparten esa posición?

La entendemos pero no la compartimos. La visión nuestra es que hay que propiciar el diálogo. el peor escenario sería el enfrentamiento, pues no nos conduce a nada bueno. La primera instancia va a ser promover el diálogo y trasladar las ideas que propiciamos al nuevo gobierno. Pero para que haya diálogo tiene que haber dos partes.

Durante el gobierno de Cambiemos ha habido un diálogo muy importante, pero no siempre fructífero. Hemos sido escuchados, pero…

Las retenciones volvieron…

Las retenciones y muchas otras cuestiones que ocurrieron marcaron una sordera por parte del gobierno. Muchas cosas que no se escucharon hoy las estamos padeciendo.

Se habla de Roberto Delgado, de INTA, como futuro ministro o secretario de Agricultura. ¿Cómo lo ven ustedes?

Delgado es una persona de diálogo que conoce profundamente el sector. Sería un buen comienzo.

Producción: El Semiárido