Inicio Política Las entidades rurales de San Luis adhieren al paro en rechazo al...

Las entidades rurales de San Luis adhieren al paro en rechazo al cierre de las exportaciones de maíz

Siguiendo los lineamientos de la Confederación Rural Argentina (CRA), las entidades rurales de San Luis adhieren al paro convocado en rechazo al cierre de las exportaciones de maíz, que implementó el ministerio de Agricultura de la Nación la semana pasada. El paro comenzará a las 0 horas del lunes 11 y se extenderá hasta las 24 del miércoles 13 de enero.

Desde las instituciones que nuclean a los productores y trabajadores rurales de todo el país, se considera que las nuevas medidas impuestas por el Gobierno nacional, que busca intervenir y regular los mercados cerrando las exportaciones, no son las correctas.

El cierre de las exportaciones de maíz, que se aplicará hasta el 01 de marzo y fue anunciado el 30 de diciembre del 2020 sin consultar al sector rural, por el gabinete de Alberto Fernández, preocupa a todos los productores de la Argentina.

El comunicado dice lo siguiente:

«Cada vez que el gobierno nacional quiso intervenir en los mercados ganaderos y granarios los resultados fueron nefastos llevando a esto a la sojización», explicó el presidente de la Sociedad Rural de San Luis, Guillermo Pagano.

«Nuestra Provincia se ve afectada debido a que estamos en una zona marginal con una distancia superior a los puertos lo que genera un mayor perjuicio a los pequeños productores», resaltó Pagano.

La medida de fuerza que se implementará desde la próxima semana, se decidió conjuntamente con la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural Argentina. Se estableció como fecha de inicio del paro el lunes para dar tiempo a los funcionarios nacionales para replantear las medidas impuestas.

«Este tipo de medidas ya fueron implementadas y su resultado ha sido siempre negativo, no se consigue bajar los precios o se logra por un corto período», señaló Yeny Yurchag, representante de San Luis en la comisión de Mujeres de CRA.

«El producto comienza a escasear lo que genera un aumento en su precio de igual modo. Además se generan muchas pérdidas por incumplimiento con los compradores del exterior. Todo concluye en que el productor argentino deje de sembrar», manifestó Yurchag.

Desde el grupo de mujeres de CRA, en una reunión que mantuvieron en las últimas horas, explicaron que «la verdadera solución para que los precios bajen es aumentar la producción, con un Gobierno que trabaje para bajar la inflación y disminuir la carga tributaria».

En ese sentido, las mujeres concluyeron: «en lugar de prohibir la venta, deberían resolver el déficit fiscal».