Las Áreas Naturales Protegidas de San Luis, una opción diferente para las...

Las Áreas Naturales Protegidas de San Luis, una opción diferente para las vacaciones

Compartir

Puntanos y turistas pueden visitar el Bajo de Véliz, Mogote Bayo y Quebrada de las Higueritas. Las opciones van desde senderos autoguiados, hasta recorridos con guardaparques. La entrada es gratuita y abren de lunes a domingos, de 09:30 a 18:00.

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) cumplen un rol central en la compleja estrategia que lleva adelante el Gobierno de San Luis, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, para cuidar el medioambiente y proteger las diferentes especies animales y vegetales que posee la provincia.

Con el fin de generar conciencia ciudadana, educación ambiental e interpretación de los ecosistemas locales, la cartera medioambiental invita a los puntanos y turistas a conocer y recorrer las ANP durante todo el año.

Ya sea en los senderos autoguiados o con visitas coordinadas por guardaparques, los visitantes pueden recorrer las bellezas naturales puntanas y conocer las acciones de conservación que allí se implementan.

La entrada a estos espacios es gratuita. Debido a las temperaturas típicas de esta temporada, se recomienda ingresar al parque con agua, frutas, ropa clara, gorro y calzado adecuado para realizar caminatas.

Las ANP puntanas

El Parque Provincial Bajo de Véliz se encuentra a 20 km de la localidad de Santa Rosa del Conlara. Cuenta con recursos paleontológicos, como improntas fósiles, de vegetales y de animales, que datan del Carbonífero (entre 290 y 300 millones de años atrás). Entre los restos allí registrados se encuentra el euriptérido más grande de Sudamérica, un animal similar a una araña gigante, de aproximadamente 50 cm de largo.

En Mogote Bayo, ubicada en la Villa de Merlo, se realizan caminatas de bajo y alto rendimiento. Dos senderos autoguiados permiten tener una vista panorámica del Valle del Conlara y recorrer las imponentes Sierras de los Comechingones para apreciar su ecosistema y conocer más sobre el tercer microclima del mundo.

Quebrada de las Higueritas, ubicada en Luján, es la preferida por los avistadores de aves, ya que más de 220 especies encuentran su resguardo en este espacio que se puede recorrer a través de dos senderos recientemente inaugurados que cuentan con cartelería interpretativa.

Fuente y foto: ANSL – Prensa Secretaría de Medio Ambiente.