La soja en su precio más bajo en una década

La soja en su precio más bajo en una década

Compartir

Los precios se derrumbaron luego que Trump anunciara que comprará granos a los farmers con lo que recaude de los aranceles a China. Cómo impacta en la Argentina.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó este viernes que aplicará aranceles adicionales del 25% sobre unos u$s 200 mil millones en productos provenientes de China en el marco de una nueva fase de la «Guerra Comercial».

En la jornada de ayer los precios futuros de la soja en el Mercado de Chicago (CBOT) registraron un alto grado de volatilidad y volvieron a caer al nivel más bajo en una década cotizando a u$s 292 por tonelada (una semana atrás cerraron en u$s 309).

Para intentar calmar a los mercados, Trump salió -vía Twitter- a anunciar que el Estado comprará productos agrícolas para compensar a los farmers americanos seriamente afectados desde hace más de un año por el impacto de la pelea con China.

La idea del presidente de Estados Unidos es que los recursos provenientes del cobro de aranceles a China se utilicen para la ejecución de compras de granos estatales con el objetivo de mantener el precio en el mercado interno estadounidense.

«Si compramos productos agrícolas por u$s 15.000 millones a nuestros farmers, que es mucho más de lo que China nos compra, tendremos u$s 85.000 millones adicionales para invertir en infraestructura, salud y cualquier otra cosa», dijo Trump.

Para Trump el cobro de aranceles adicionales a China generará una recaudación de u$s 100 mil millones. «Con esto podremos comprar una cantidad mucho mayor que lo que compra China, para luego enviarlos a países pobres como ayuda humanitaria», agregó.

El analista Gustavo López remarcó que «no es bueno para nadie que se intensifique la Guerra Comercial. Es una situación que complica por demás todo un sistema de precios y que suma incertidumbre a nivel mundial».

«Ya el año pasado Trump había prometido compensar a los farmers con un subsidio de 60 dólares por tonelada, pero después resulta que les pagaron la mitad, y los productores americanos no quedaron nada conformes», señaló el director de la consultora Agritrend.

Cabe mencionar que China es el mayor importador de soja a nivel global y Estados Unidos siempre fue su principal vendedor. «Los aranceles van a hacer a nuestra nación mucho más fuerte. Sólo siéntense a observar lo que sucede», afirmó Trump en Twitter.

La decisión de castigar a China por parte del presidente de Estados Unidos también impactó sobre los precios del maíz. Este viernes en el CBOT la posición julio 19 cerró en u$s 138 por tonelada versus u$s 145 el viernes de la semana pasada.

El impacto en la Argentina

En el recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) los precios de la soja se mantuvieron estables a pesar de la volatilidad que se registró esta semana en Chicago. Este viernes las fábricas pagaron $ 9.460 por tonelada contra $ 7.100 un año atrás.

Este divorcio de precios de la soja se da en cierta forma por la expectativa de mayores exportaciones a China. Sin embargo, los especialistas consideran que nada podría compensar el derrumbe de valores provocado por la Guerra Comercial.

«La continuidad de la Guerra Comercial traería mayores perjuicios para la Argentina, por verse afectado su principal producto de exportación», comentaron los especialistas de la BCR Julio Calzada, Federico Di Yenno y Emilce Terré.

«Si bien la Guerra Comercial puede traer alguna oportunidad puntual de negocio en el rubro carne de cerdos o poroto de soja, difícilmente el efecto neto sobre la economía argentina resulte positivo», explicaron los técnicos rosarinos.

La duda que hay en el mercado es si China seguirá comprando poroto de soja para alimentar a los cerdos o directamente empezará a importar el animal en el marco de la fiebre porcina que liquidó buena parte de los planteles del gigante asiático.

En 2018 la Argentina exportó productos y alimentos por un total de u$s 3.478 millones a China, de los cuales un 86% correspondieron al sector agroindustrial (soja, carne vacuna congelada, camarones y langostinos, principalmente).

En la Casa Rosada miran con atención la evolución de precios de la soja dado que mayo y junio son los meses de mayor liquidación de la cosecha. En Agroindustria proyectan que el ingreso de dólares del sector rondará este año los u$s 28 mil millones.

El último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó que la actual cosecha de soja 2018/19 cerrará en torno a las 55 millones de toneladas, al tiempo que la de maíz se ubicará cerca de las 48 millones de toneladas.

fuente: La Política on Line