Inicio Política La Mesa de Enlace volverá a las rutas por la falta de...

La Mesa de Enlace volverá a las rutas por la falta de gasoil

Tras el pedido a la Mesa de Enlace por parte de productores autoconvocados agrupados en el denominado Grupo Independencia para que se lleve adelante un paro nacional en protesta por la falta de abastecimiento de gasoil, los dirigentes de las cuatro entidades están evaluando “la medida de fuerza necesaria” para visibilizar la crítica situación que atraviesa el sector y para que “el Gobierno de las respuestas y tome las decisiones necesarias para solucionar el tema”. En tanto, ya está prevista una panfleteada en distintos puntos del país para la primera semana del mes próximo. Según comentó Elbio Laucirica, vicepresidente de Coninagro, “la Mesa de Enlace está en sesión permanente ante la falta de respuestas de la Secretaría de Energía y de YPF”.

En este contexto, en el día de hoy estarán realizando consultas a sus bases y a sus asociados, “para buscar el mejor camino para encontrar las respuestas que se necesitan”. Entre las posibles soluciones, el dirigente destacó que una de ellas es aumentar el corte con biodiésel para tener más gasoil. “Es de efecto muy rápido, y depende de una simple resolución de la Secretaría de Energía. Avizoramos que es urgente realizar acciones porque el tema no da para más”, indicó a LA NACION.

Por otra parte, remarcó que es “imperioso” que de este reclamo participen no solo la Mesa de Enlace, sino “el conjunto del sector y de la cadena (acopiadores, consignatarios, Bolsas de Cereales, Consejo Agroindustrial Argentino, etc) porque todo el sector agroindustrial está afectados por este problema”.

“Hasta la sociedad en su conjunto por estar afectado el transporte. En este momento, estamos haciendo las gestiones y consultas para organizar debidamente el tema”, señaló.

Este fin de semana, los dirigentes del campo mantuvieron reuniones para direccionar sus reclamos. Días atrás, en un comunicado el Grupo Independencia, quien fuera el organizador del tractorazo del 23 abril pasado a Plaza de Mayo, pidió “unirse en una medida de fuerza nacional en pos de la defensa del trabajo y la producción nacional”.

Por su parte, Nicolas Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), contó que durante la primera semana de julio próximo realizarán “una panfleteada en diferentes puntos del país”.

“Sin cortes, volvemos a las rutas, para visibilizar los reclamos de los productores, como el gasoil, entre otros tantos. Previo a ello se hará una jornada de concientización. La idea es juntar a quienes integran la cadena productiva del campo, la industria y el comercio y debatir los problemas que preocupan al campo. Falta definir aun la sede donde se realizará dicho encuentro”, indicó el dirigente.

Según describió Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), se está dando forma a una situación que cada vez se complejiza más. “Queremos no solo mostrar la problemática que tiene el campo sino dar una propuesta de salida entre tanta confusión, donde no hay un norte. Mientras tanto, el Gobierno va al exterior y dice que la Argentina quiere insertar alimentos y acá se habla de subir retenciones al campo y no solucionan el problema del abastecimiento del gasoil”, señaló.

“Serán acciones graduales, este será el primer paso. Será una primera advertencia y no vamos a dar mucho tiempo para endurecer el reclamo con más medidas. Nos deberán dar respuestas rápidas si no continuaremos con acciones gremiales más duras y contundentes. Al mismo tiempo se irá elaborado propuestas de solución, donde habrá mucho trabajo con todo el arco político que tanto Gobierno como oposición, enfocados en el 2023, se han hecho los distraídos”, añadió.

En este contexto, dijo que son los productores de distintas zonas del país los que cuentan cómo el problema del suministro de combustible afecta sus actividades. “Se ralentiza [la labor del agro], muchas veces se interrumpe pero sobre todo tiene sobreprecios. Nos hemos acostumbrado a normalizar un dólar blue y en estos momentos al gasoil blue porque no se consigue a la tarifa de $120 y pagamos más de $200, o sea que no solo nuestros costos se han elevado por esto sino que no se puede contabilizar este valor porque es en negro”, remarcó.

“A pesar de las grandes liquidaciones que hizo el agro, no hay dólares para importar. No sé dónde van esas divisas que ingresaron. En este contexto, las petroleras están en problemas porque no le dan los números para ese gasoil tarifado. Lo más grave son las malas decisiones que toma el Gobierno siempre. Por ejemplo, cuando no había guerra decidió bajar el corte de biodiésel que hubiese permitido mucha más provisión del insumo”, finalizó.

Fuente: La Nación – Mariana Reinke.