Inicio Maquinaria La maquinaria agrícola reclama su protección

La maquinaria agrícola reclama su protección

La importación «desordenada» que hizo el Gobierno a la maquinaria agrícola en los últimos años genera una competencia desleal frente a la producción nacional, el cual reclama que se diferencie al sector local por sobre el extranjero, que tiene los mismos beneficios impositivos y crediticios que los productos argentinos.

La Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) elevó al Ministerio de Producción un documento sobre las propuestas para considerar el contenido nacional por sobre la importación. Este responde a que cualquier régimen de promoción que lance el Gobierno o el que le siga, debe hacerse sobre los productos que realmente se hacen en el país.

«Definir el contenido nacional es política de Estado», sostuvo el presidente de Cafma, Raúl Crucianelli quien agregó: «si mañana hay un subsidio por parte del Gobierno y se lo damos a todos por igual no priorizamos lo nuestro».

La industria entiende que cuando se otorgue un subsidio, crédito, línea de financiamiento, bonos, certificados, todos recursos catalogados como régimen de promoción a la maquinaria agrícola, debe ser aplicado a los productos nacionales.

Para Crucianelli «el Estado no está muy ordenado a la hora de saber quién es quién. Es decir no tiene identificado lo nacional y extranjero».

Sucede que hay productos nacionales que se fabrican con un alto grado de integración local, otros que son ensamblados sin partes domésticas y por último los importados.

«No podemos gastar recursos del Estado en la promoción de productos importados y por eso se lo pedimos al Gobierno que mire el ejemplo de Brasil», señaló el director ejecutivo de la Cafma, Ricardo Fragueyro.

La política de financiamiento del vecino país para con su industria está basada en que éste debe tener un 60% de componente local.

La pelota está ahora en manos del Gobierno que deberá establecer: qué es un producto nacional y cómo se mide ese contenido.

Crucianelli también pidió soluciones por el IVA técnico. Este es un tema que se arrastra desde la anterior gestión. Actualmente la industria compra sus insumos al 21% y vende una máquina al 10,5% con lo cual se crea un saldo a favor que a la fecha no fue devuelta.

La Cámara espera que el Ejecutivo lo solucione, el cual está en línea con la necesidad de que vuelvan los créditos a tasas más razonables, «no existe industria que pueda desarrollarse con una tasa del 60% en ningún lugar del mundo», dijo su titular.

Fuente: BAE Negocios