Inicio Transporte y logística La fuerte bajante del Paraná complica la carga de los barcos

La fuerte bajante del Paraná complica la carga de los barcos

A las restricciones e inconvenientes provocados por la pandemia del coronavirus, ahora el comercio debe enfrentar un nuevo obstáculo: el río Paraná sufre una bajante histórica e impide a los buques completar sus cargas.

Según los datos oficiales, a la altura del puerto Rosario, la bajante provocó que el calado se redujera de los 34 pies usuales a los 31. Guillermo Wade, presidente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas dejó en claro las consecuencias de esto: «Cada pie representa en un barco Panamax, los más grandes, que tienen una eslora de 235 metros, 7500 toneladas de granos menos». Esto, a su vez, es el equivalente a la soja trasportada por 250 camiones.

Al no poder completar la carga, los buques deben trasladarse hacia el puerto de Bahía Blanca o, directamente, a Brasil, destinos en los que logran llenar las bodegas para partir a destino.

Según un informe del INTA, «la bajante extraordinaria del río Paraná por efecto del clima deficitario en lluvias sobre la cuenca media y alta -y que se profundiza en abril-, provoca alto impacto ambiental, productivo y sobre los puertos exportadores del Gran Rosario».

Y agrega: «Esto genera demoras en los puertos, implicancias locales para la navegación y conectividad de pobladores ribereños y de islas, afecta la pesca, complica las tomas de agua en plantas potabilizadoras, produce cambios en los ecosistemas y aparecen especies vegetales invasoras».

Según representantes del sector las perspectivas no son buenas «porque en plena época de cosecha gruesa la bajante del río continuará»

Fuente: El Agrario