Inicio Agroindustria La faena de bovinos crece pero el consumo sigue estancado

La faena de bovinos crece pero el consumo sigue estancado

En el segundo mes del año, la faena bovina registró un crecimiento de casi 6% en relación al mismo período del año anterior, mientras que el consumo se mantiene en las cifras más bajas de los últimos diez años, de acuerdo a un informe elaborado por Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra). Desde la entidad presidida por Miguel Schiariti también analizaron el impacto del coronavirus en la industria exportadora frigorífica, que de prolongarse afectará a esta cadena de valor.

De acuerdo a Ciccra, la faena de machos en febrero registró un crecimiento interanual del 5,2%, con 1,02 millones de cabezas procesadas, mientras que en el caso de hembras, si bien aumentó un 1,2% en el mismo período, representa el 47,1% del total faenado y se encuentra en niveles de liquidación de vientres. Con respecto al consumo, el cálculo arrojó que es de 50,7 kilos anuales, una caída de 8,3% en comparación al mismo mes de 2019 (pasados a carne serían 4,6 kilos).

Un tema que preocupa a esta actividad es el desarrollo del coronavirus, que impacta de lleno en las ventas a China. El comercio con el gigante asiático representa un 72% del total de las ventas al exterior y de acuerdo con estimaciones privadas, bajaron hasta un 30% en volumen y hasta un 35% en los precios. «El desarrollo del coronavirus será el que influya tanto en las exportaciones argentinas de carnes como en el precio del mercado interno en los próximos meses», estimó el titular de Ciccra. Más allá de esta situación, China encabezó los envíos de carne al exterior en enero, seguido por Chile, Israel, Alemania, Brasil y Rusia.

En el Mercado de Liniers, que genera los precios de referencia a nivel nacional, durante febrero el precio de la hacienda subió en un 3,8% y alcanzó los $80,3 por kilo vivo, que representó el octavo incremento en nueve meses. Por el lado de los precios en mostradores, para el área metropolitana de Buenos Aires, Ciccra relevó que el precio promedio en las carnicerías tuvo un aumento del 1,4%, el más bajo desde octubre del año pasado. En otras carnes, el pollo disminuyó 1,3%, mientras que los cortes porcinos se incrementaron en un 0,4%.

En el marco de los anuncios del Ministerio de Agricultura en materia de derechos de exportación, la carne bovina no sufrió modificaciones y seguirá tributando un 9%, mientras que porcinos y ovinos pasaron de 9% a 5%. Con respecto a este tema, los frigoríficos exportadores han mantenido reuniones con el Gobierno para generar una segmentación en retenciones, en donde los cortes con mayor valor agregado pasarían a pagar un 5% y el resto seguiría con el 9%. Según Schiariti, «sería una acertada medida, que estimularía la exportación de carne sin hueso y se favorecería que el asado quede para el consumo local».