Inicio Agroindustria Imputan a directivos de Vicentin y Renova por una nueva denuncia

Imputan a directivos de Vicentin y Renova por una nueva denuncia

La Fiscalía de Delitos Complejos de Rosario imputó a directivos de Vicentin y de Renova por administración fraudulenta en perjuicio de la empresa Commodities, en el marco de una investigación sobre el destino de los granos que la firma entregó en 2019 a la compañía propiedad del holding agroexportador de Avellaneda y la multinacional Viterra (ex Glencore). En la audiencia que se realizó ayer por la mañana en el Centro de Justicia Penal (CJP), el fiscal Sebastián Narvaja amplió y profundizó las imputaciones de octubre del año pasado a los directivos de Vicentin por los delitos que van desde la confección de balances falsos hasta la defraudación y estafa.

También incorporó en las imputaciones a los ejecutivos de Renova, Sergio Grancberg y Daniel Pájaro y no pudo hacerlo con Diego Mejuto porque no estuvo presente. Las mismas se originaron en una denuncia realizada por la cerealera Commodities por el destino de 50 mil toneladas de granos que la misma había depositado en la compañía Renova y que luego fueron traspasados a Vicentin sin autorización.

En el acto, Narvaja solicitó la extensión de las medidas cautelares que se dispusieron en octubre pasado a los directivos de Vicentin, como la prohibición de salida del país para los imputados, la fijación de un domicilio y una caución por un monto de u$s 10 millones. También pidió una caución por u$s 421.000 para los ejecutivos de Renova.

El juez Román Lanzón aceptó todas las imputaciones solicitadas por el fiscal aunque alivianó las medidas cautelares. En rigor, no hizo lugar al pedido de caución para Grancberg y Pájaro por considerar que “no son necesarias” aunque sí les dictó la prohibición de salir del país sin autorización y la necesidad de fijar un domicilio a ambos.

Además, para el resto de los imputados el magistrado consideró que eran suficientes las medidas cautelares dictadas en octubre que hoy están vigentes (prohibición de salida del país sin autorización, fijación de domicilio legal y fianza por u$s 10 millones) y por tanto le indicó al fiscal que al tratarse de cambios en el tipo de imputación, en la próxima oportunidad los imputados no necesitan ser sometidos a una nueva audiencia pública y bastará con el hecho de que sean informados sobre cualquier modificación.

Por otra parte, Lanzón incorporó a los efectos registrales a tres directores en las imputaciones por otras causas. Se trata de Miguel Víctor Valazza y Alberto Macua por acciones vinculadas a los derechos de cobro a favor del Banco ING que Vicentin cedió al fondo BAF; y también a Vallaza y a Javier Gazze por la presentación de documentación falsa al contratar créditos con el Banco Macro.

El descargo de los imputados

La defensa de los directivos de Vicentin alegó, en el marco de la audiencia, que las cautelares dispuestas por el juez en octubre de 2021 eran “suficientes” y “siguen vigentes” para frenar cualquier modificación en ese sentido y también señalaron que lo que sale a la luz en esta instancia “tiene que ver con el derecho comercial y no con el penal”.

También durante el acto que se realizó hoy en el CJP, los imputados Sergio Grancberg y Daniel Pájaro hicieron uso de la palabra y señalaron que “no existía vinculación comercial” entre Renova y la cerealera Commodities, sino que el vínculo de esta última era con Vicentin.

Por otra parte, señalaron que era “una equivocación” que ellos estén imputados en esta causa ya que se definieron como “empleados asalariados y no dueños” de la compañía Renova. Además detallaron que ambos están retirados desde el año pasado.

Además, Grancberg y Pájaro indicaron que Renova presta servicios industriales a sus dueños (Vicentin y Viterra) pero no realiza operaciones comerciales, es decir no compra ni vende granos, y por tanto es infundado el reclamo de Commodities.

Para sumar argumentos a su defensa ventilaron los detalles de una reunión realizada en Buenos Aires en la cual la cerealera Commodities, que realizó la acusación y propiedad del grupo Grassi, le pidió a Glencore (hoy Viterra) financiamiento para solucionar los problemas de liquidez provocados por la caída de Vicentin, con la que esa compañía es socio en Renova.

Los imputados indicaron que en esos encuentros los representantes de Commodities nunca plantearon un reclamo para que Renova les pague o les devuelva los granos entregados, algo que -señalaron- realizó después.

Alegaron además que la prueba de que la denuncia está mal vehiculizada es que Commodities cuestionó inicialmente que los granos entregados a Renova fueron traspasados a Vicentin sin autorización, pero luego se presentaron en el concurso de acreedores de la agroexportadora y verificaron ese crédito.

El representante legal de Commodities, Gustavo Feldman, respaldó en cambio el señalamiento de la Fiscalía sobre la administración fraudulenta de parte de los directivos de Vicentin y Renova.

Al respecto señaló que son la base de la posible imputación de lavado de dinero, ya que Vicentin exterioriza como propios en el concurso activos y deudas relacionadas con los granos depositados en Renova, que serían producto del delito anterior.

La Capital (Rosario) – Álvaro Torriglia