Implantar una alfalfa para henificación cuesta 47% más

Implantar una alfalfa para henificación cuesta 47% más

Compartir

El dato surge de en un estudio reciente sobre la evaluación económica de la alfalfa para henificación en el centro de la provincia de Córdoba, en condiciones de secano.

Un reciente trabajo elaborado por el Grupo de Economía y el de Mejoramiento Genético de Alfalfa del INTA Manfredi indica que la alfalfa para henificación tuvo en la última campaña un aumento del 47% en su implantación, teniendo en cuenta que se utilizaron los mismos insumos que en el ensayo realizado por la institución un año antes, por lo que puede afirmarse que los costos de producir la alfalfa acompañaron completamente el año inflacionario récord que tuvo recientemente Argentina.

El trabajo, “Evaluación económica de la alfalfa (Medicago sativa L.) para henificación en el centro de la provincia de Córdoba”, publicado en enero de este año, muestra los cálculos de costos para la implantación y mantenimiento del cultivo en una situación de producción promedia.

Se analizan tres alternativas de producción de heno de alfalfa: fardos (22 kg), rollos (500 kg) y megafardos (500 kg).

Para las labores se consideraron los costos usuales en la zona de referencia, mientras que para los insumos se toman de referencia los precios corrientes de mercado. Se utilizó además un paquete tecnológico para el cultivo que refleja un manejo adecuado promedio pero que no necesariamente aplica para todas las situaciones productivas.

El nuevo análisis de implantación arrojó como resultado que el costo de producir alfalfa para henificación se elevó de los 8.226 $/ha, a los $12.144 $/ha, lo que marca un incremento del 47% respecto a la medición realizada por el INTA en la campaña anterior. Cabe aclarar que las ganancias también variaron considerablemente de una campaña a otra.

En la siguiente tabla, se detallas las labores e insumos utilizados, y su costo durante el primer año de implantación:

Costos de implantación y mantenimiento del primer año (Siembra e implantación)

Teniendo en cuenta el destino de la producción frente a las tres alternativas evaluadas, se resume que en un marco de incremento de los volúmenes comprados por establecimientos bovinos cada vez mas intensificados, el formato de heno que irá ganando participación relativa en el mercado será sin dudas el megafardo, y específicamente el cutteado o procesado, ya que simplifica la operación diaria de formulación de raciones.

El trabajo completo, al cual se puede ingresar desde aquí, ofrece además información sobre los costos de mantenimiento de la alfalfa en los próximos tres años del cultivo, los costos de henificación de la misma y las premisas utilizadas para el análisis económico en el modelo analizado que llevaron a obtener estos resultados.