Iannizzotto y Tonelli Disertaron en la Jornada Ganadera de San Luis

Iannizzotto y Tonelli Disertaron en la Jornada Ganadera de San Luis

Compartir
Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, habla al auditorio. Claudio Poggi y Enrique Ponce escuchan con atención.

El tema justo, en el momento justo. Una jornada sobre «Ganadería, Valor agregado y Asociativismo» vino como anillo al dedo para los productores de San Luis que estuvieron presentes el viernes en el auditorio CIL de la Capital, dado que esta semana tomó relevancia la gravedad de la fiebre africana en los porcinos de China, los excelentes negocios que se cerraron en la Sial de Shanghái y la guerra comercial entre el gigante asiático y Estados Unidos.

Organizadores y productores tuvieron el privilegio de escuchar las exposiciones de Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, y de Víctor Tonelli, coordinador técnico de la Mesa de Carnes, quienes señalaron un camino que se puede seguir en el ámbito agropecuario en nuestra provincia, en el presente y a futuro.

Además de ellos, el escenario estuvo ocupado por integrantes del grupo Gamo, del semiárido del noroeste de nuestra provincia, que expusieron sobre la experiencia productiva y asociativa que vienen protagonizando y les permitió mejorar sus situaciones individuales a partir del trabajo colectivo.

Entre el público se distinguió la presencia del senador nacional y candidato a gobernador de la provincia, Claudio Poggi, acompañado por su compañero de fórmula, el intendente de San Luis Enrique Ponce. Del mismo espacio político, también estuvo presente el coordinador de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación y candidato a diputado provincial por el departamento San Martín, Federico Trombotto.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, durante su charla que estuvo basada en su condición de dirigente cooperativista  con una mirada productivista muy clara, planteó cuatro ejes: que «el cooperativismo no es asistencialista», que «el asociativismo no sólo es cooperativismo», promover «la educación y la vivienda (servicios) en el ámbito agropecuario», y trabajar desde la «innovación y con tecnología».

Víctor Tonelli, por su parte, tuvo a su cargo la exposición más esperada por el contexto internacional que se vive. Transmitió a los productores ganaderos de San Luis que están frente a un gran momento, «el negocio ganadero no tiene límites; los límites están en nosotros». Con esta frase queda más que claro que invitó a lanzarse fuerte por esta producción.

Cuando Iannizzotto expresó la frase «el cooperativismo no es asistencialista», explicó que no hay que reducirlo a una economía de subsistencia. Ejemplificó con lo que ocurre en los países desarrollados, donde el asociativismo emprende grandes proyectos y grandes obras. Acotó que las grandes empresas también se asocian, como el caso de Bayer – Monsanto.

En cuanto a que «el asociativismo no sólo es cooperativismo», comentó el caso de los productores de peras y manzanas del Alto Valle, que tienen a una empresa llamada PAI que le vende el servicio de información y hace la gestión para la exportación.

Destacó los recursos humanos y naturales que tiene nuestro país, a pesar de la situación actual, tiene «grandes posibilidades de poder crecer». Para ello promueve la organización como un aspecto fundamental, donde los sectores público y privado puedan acordar políticas conjuntas. «Tenemos que construir desde el consenso», subrayó.

Como observador de la realidad, afirmó que San Luis está creciendo en agricultura y ganadería en forma sostenida, «grandísima», dijo. Por lo tanto llamó a organizar la zona y el hábitat para mejorar los campos.

Promovió que en San Luis se formen consorcios, como ocurre en Córdoba, para el arreglo de los caminos rurales. «Nosotros hicimos eso con el agua en Mendoza. Así solucionamos el problema, participando nosotros mismos».

Se mostró proclive a mejorar los servicios para que el arraigo rural pueda concretarse. «Hay que construir casas en las zonas rurales. Si bien el Estado es quien debe intervenir, desde la ruralidad debemos transmitir lo que hace falta», reflexionó.

El otro punto sobre el que puso énfasis fue sobre la «innovación y la tecnología», para lo cual hay que trabajar en el capacidad de gestión. «Se terminó la historia de tengo mi tractor, o tengo mi sembradora, o mi rastra… tenemos que ver cómo nos asociamos para mejorar la rentabilidad y la competitividad y eso se logra con organización y gestión».

Finalmente afirmó que «hay futuro porque hay juventud» y abrió el micrófono a Santiago, un joven que lo acompañaba. Éste se refirió a algunas formas como los jóvenes deben tener participación y protagonismo.

Víctor Tonelli

El consultor en negocios ganaderos Víctor Tonelli efectuó un recorrido estadístico sobre varios aspectos de la ganadería, dotado de datos bien actuales, dadas las actuales circunstancias internas e internacionales por las que se transitan.

La evolución de la cantidad de vacunos, la de los valores del mercado interno y de exportación, la del novillo de exportación, la relación del precio del maíz con el ternero de invernada, fueron algunos gráficos que mostró.

Comparó el problema de Inglaterra de la vaca loca con el actual que vive China con la fiebre africana en sus porcinos. Hasta ahora se tiene información que la pérdida en kilos llega a 16 millones de toneladas de carne, cifra que ni siquiera unidos todos los países exportadores de carne pueden abastecer.

Pero si bien no se puede abastecer, constituye una formidable oportunidad para que los productores del país puedan producir y proyectar su trabajo a futuro.

No obstante, consideró que hay incertidumbre desde el aspecto político ante la posibilidad -más que posibilidad, probabilidad-de que el gobierno cambie de signo partidario. «Este gobierno trabajó para abrir los mercados, pero hay incertidumbre», afirmó.

Como muchos productores agropecuarios y las organizaciones que los contienen, Tonelli sostiene que el mercado interno es chico y que se debe exportar todo lo que se pueda, porque la carne de vacunos para el consumo de los habitantes del país se puede sustituir por la de cerdo o pollo.

«No hay muchos lugares en el mundo donde se abren oportunidades como la ganadería en nuestro país», dijo finalmente, e invitó a los productores presentes a pensar en este aspecto para reforzar la producción ganadera.

Se aventuró a recomendar que se multiplique la producción ganadera ante el escenario internacional que se vive. «Aunque si después fracasa la exportación voy a aparecer en una alcantarilla», dijo sonriente Tonelli en su locuaz modo de comunicarse con el público.

Guillermo Belgrano Rawson, del grupo Gamo, explica la experiencia transitada. 

La tercera exposición del día estuvo a cargo de dos productores agropecuarios pertenecientes al grupo Gamo (Ganadería de monte) cuya localización geográfica está en el noroeste de nuestra provincia, y del técnico que los acompaña en el asesoramiento. Ellos son Guillermo Belgrano Rawson, Juan Carlos Boriossi y Facundo Pérez Pinto, respectivamente.

Comentaron la experiencia y la evolución que ha tenido el grupo en sí mismo y los productores en forma individual. Se refirieron al aspecto organizativo y al productivo, apoyados por cifras que mostraron la evolución positiva en la producción de carne de sus planteles. Una de las claves, consideraron, estuvo en la incorporación del Buffel Grass en la alimentación. Este tema lo ampliaremos en los próximos días.

Producción: El Semiárido