Guía práctica del INTA San Luis sobre cómo cuidar los frutales antes...

Guía práctica del INTA San Luis sobre cómo cuidar los frutales antes del invierno

Compartir

Está por llegar el invierno, caen las hojas, las plantas frutales entran en reposo y es el momento oportuno para hacer un mantenimiento de las mismas, como así también prevenir y controlar inóculos de enfermedades que posteriormente se manifestarán desmejorando la calidad de los frutos.

El técnico de la Agencia de Extensión Rural del INTA San Luis Esteban Suárez Follari preparó una guía práctica para prevenir y cuidar los frutales en la época más fría del año.

Las tareas de mantenimiento o “poda” se realizan en todos los frutales, siendo más importante e intensa en Durazno y vid (todos los años). ciruelo y damasco es menos intensa, y en olivo, nogal e higuera una vez lograda la forma o copa, sólo se hace mantenimiento eliminando ramas secas o mal ubicadas.

La tecnica de poda en frutales requiere del conocimiento de cada especie y sus caracteristicas productivas, por lo que debe ser realizada por personas idoneas en el tema.
Es importante que el mantenimiento de los frutales se realice desde el momento de plantacion, de esta forma se logra que formar temprano al nuevo arbol, evitando podas drásticas en en futuro.
Que logramos Mediante la poda?
– Mantener la planta joven.
– Mejorar la iluminación y la aireacion que luego se manifiesta en mejor sanidad.
– Equilibrar la planta, mejorando la distribucion de recursos (sabia) a cada rama productiva.
– Estimular a la producción.
– Eliminar ramas afectadas por enfermedades.
Aspectos sanitarios
Los frutales son afectados por distintos tipos de hongos, bacterias y virus; los que se manifiestan en mayor o menor intensidad segun las condiciones del año, desmejorando la calidad de los frutos y disminuyendo la produccion de los mismos.
Es importante prevenir estas enfermedades y nó esperar a que se manifiesten, ya que cuando aparecen, su control es mas complicado y el daño aunque no sea visible ya fue causado (menor cantidad de frutos).
Modos de prevención
Juntar las hojas y ramas secas caídas en el otoño y retirarlas del lugar. Éstas poseen inoculos de hongos que se alojan en los restos vegetales y que atacaran al año siguiente cuando las condiciónes ambientales sean propicias. Los mismo se debe realizar con las ramas obtenidas en la poda.
Se deben juntar aquellos frutos que quedan en los árboles secos o momificados, En estos se alojan tambien hongos por lo que se deben quemar o enterrar.
Luego de la tarea de poda se debe realizar el “curado” del frutal de modo de garantizar la sanidad posterior del frutal.
Algunos productos orgánicos
Caldo Bordeles: Se prepara con 100 grs de sulfato de cobre (se consigue en ferreterias) y 100 grs de cal viva. Se los disuelve por separado en 5 lts de agua cada uno y luego se mezcla, agregando el preparado con cal revolviendo al preparado con sulfato de cobre.
Con éste controlamos enfermedades producidas por hongos y bacterias.  En duraznos aplicamos luego de la poda hasta yemas hichadas (antes de floracion) y en citricos, finalizada la floracion cuando el fruto tiene entre 1 y 2 com de diametro.
Azufre mojable: se utilizan 40 grs de azufre (polvo micronizado) mas 20grs de jabon blanco como adherente por cada 40 ltrs de agua, Se aplica en dias nublados y frescos para evitar quemaduras.
Controla ácaros y algunos hongos.
Aceite Mineral: Se aplica luego de realizada la poda sobre todo el frutal cuado comienzan a hincharce las yemas. Es importante no aplicarlo en dias de calor o sequia.
Controla cochinillas, Piojo San Jose, Acaros, mosca blanca y pulgones.
Éste producto se consigue en agronomías o jardinerias; se aplica al 1.5 %.
Hay muchos otros productos que se pueden utilizar en la prevención. Pero para su indicación, de dosis, productos y cuestiones de seguridad se debe consultar algún técnico o ingeniero agrónomo.
 Foto: AER INTA San Luis.