Grupo GAMO: una experiencia grupal que busca el desarrollo de zonas áridas...

Grupo GAMO: una experiencia grupal que busca el desarrollo de zonas áridas en San Luis

Compartir
El productor Juan Carlos Boriosi, dueño del establecimiento "La Monina", al noroeste de San Luis, e integrante del Grupo GAMO.

Es un elogiado modelo de sistemas productivos de cría y recría bovina sobre pastizales naturales y buffel Grass. El proyecto GAMO se desarrolla en un área de San Luis con características típicas de zonas áridas y semiáridas, en donde el principal sustento de los sistemas productivos son los pastizales naturales.

El proyecto GAMO (Ganadería de Monte) se desarrolla sobre una superficie total de 2.942.700 hectáreas, de las cuales 968.100 corresponden al departamento Ayacucho, 662.600 a Belgrano y 1.312.000 a Pueyrredón, según un reciente informe del asesor técnico Facundo Pérez Pinto.

Participan 12 productores, un coordinador asesor, 18 empleados rurales y 5 familias, lo que hacen un total de 41 personas involucradas.

Son 58.056 las hectáreas afectadas al proyecto, con 3.780 vientres en producción y 1.676 recrías en producción en 2018.

Sistema de cría, 5 explotaciones; sistemas de cría y recría, 6 explotaciones, y sistema de recría, una explotación.

El Grupo GAMO inició sus actividades en 1982 y desde 2005 mantiene su formación hasta la fecha, con reuniones mensuales en cada campo y una asistencia registrada del 75%.

Entre las adversidades que deben superar los productores involucrados en el proyecto, se destaca la desertificación, (59 % del pastizal natural degradado), pérdida del potencial productivo, pérdida de ingreso neto del productor y falta de inversión genuina por parte del productor.

También integran l combo de problemas la migración rural (falta de mano de obra y recambio generacional) y falta de políticas claras para el sector ganadero tanto nacionales como provinciales.

El objetivo del trabajo grupal como “base de cambio” es generar información fidedigna y propia como primera herramienta para identificar problemas, con análisis y discusión de los datos surgidos en la estructura del grupo.

Se busca un correcto diagnóstico y objetivos claros, plan de trabajo del grupo, innovación productiva y organizacional; construcción de redes sociales y vínculos con instituciones; apertura y devolución a la comunidad de los resultados obtenidos, además de capacitaciones, viajes de capacitación y compras comunitarias.

Entre los campos demostrativos se encuentra «La Monina», el campo del productor Juan Carlos Boriosi, que también trabaja en convenio INTA San Luis y recientemente fue sede de una jornada ganadera desarrollada en conjunto con el Instituto de Promovión de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).