Inicio Mercado inmobiliario ¿Es buen momento para arrendar? ¿Es rentable para mi empresa?

¿Es buen momento para arrendar? ¿Es rentable para mi empresa?

Estar fino con los números fue siempre algo importante en el campo. Pero esta campaña 24/25 será clave para muchos productores que no han tenido los números que esperaban en la 23/24 y es por eso que este momento es clave para lo que viene.

En la rentabilidad de las empresas, más allá del contexto económico y las condiciones climáticas a las que te podés enfrentar, también pueden influir mucho las decisiones que los productores hayan tomado. Con esto decimos que obtener mayor rentabilidad en ocasiones solo depende de un correcto análisis de la información y la toma de buenas decisiones.

Evaluando el mercado de alquileres para la próxima campaña desde febrero hasta lo que son los meses de mayo y junio, periodo en el que se renuevan los contratos o se dan las oportunidades de arrendar más superficie, en Grupo Cencerro en base a lo trabajado en las más de 330 mil has gestionadas sostenemos que este no es un buen momento para hacerlo.

¿Por qué?

Para salir a arrendar y analizar los precios del mercado, previamente debemos contemplar los datos que nos pueden anticipar cómo será la campaña que vendrá. En situaciones donde se prevé que los resultados serán buenos, la oferta y demanda acaban empujando a los precios de los arrendamientos al alza.

Esto comentado en el párrafo anterior no es algo que suceda con la 24/25 más allá de que la situación haya mejorado en los últimos dos meses. La realidad marca que las perspectivas de la campaña son de regulares a pobres sumando también que no se ha generado aún una baja en los precios de los alquileres.

A partir de lo que trabajamos con nuestros clientes vemos que lo único que se ha modificado es que actualmente hay más opciones de tierra para arrendar, pero con el mismo precio del año pasado.

El negocio da peor que el año pasado pero el precio del alquiler no baja.

El contexto puede ser distinto para una empresa agropecuaria que se encuentre sólida financieramente y que tiene un respaldo económico alto para afrontar dos campañas con magros resultados. En ellas arrendar es una opción viable para crecer en superficie, pero analizando el negocio con faros largos.

¿Cómo cubrir el costo de alquiler en mi campaña agrícola?

Para las empresas que producen parte de superficie alquilada y pagan dichos contratos en quintales de soja (generalmente), existe una estrategia para fijar el costo de alquiler y quitar del juego el riesgo precio. La práctica consiste en utilizar el mercado de futuros para cubrir ese costo y no correr el riesgo de la suba del precio.

Esto se basa en comprar en las posiciones futuras del mercado (según los meses de vencimiento de los contratos, generalmente a cosecha) la misma cantidad de toneladas de soja que implique el vencimiento de cada cuota y a medida que las cuotas se van pagando, se va saliendo de dicha posición para así finalmente desarmar los contratos realizados.

En caso de que el precio de la soja suba se pagarán más dólares por el alquiler, pero esto se verá compensado en la misma proporción por la ganancia en la posición de futuros. El costo de esta cobertura es la prima que deberá pagarse por la compra del futuro.

Esta es una estrategia comúnmente utilizada en campañas donde el precio a futuro se considera relativamente bajo y con potencial a la suba.

Como ya dijimos, es momento de ajustar detalles porque en breve hay que salir a la cancha para afrontar una nueva campaña donde ya sabemos que los errores cuestan y mucho.

Echale un ojo a los números de tu empresa antes de cerrar el trato para que puedas decidir con claridad y precisión. Haciendo gestión producir con tranquilidad es posible.