Entró en vigencia el nuevo Plan Nacional de Control de la Brucelosis...

Entró en vigencia el nuevo Plan Nacional de Control de la Brucelosis Caprina

Compartir

A través de una nueva normativa se pone en vigencia la ampliación del esquema de control de la Brucelosis Caprina. De esta manera se busca reducir al mínimo los efectos negativos en la salud pública en las provincias endémicas, especialmente a las mujeres y niños de las familias cabriteras.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación comunicó que la Resolución N°372/2017 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) puso en vigencia, a partir del 13 de junio, el Plan Nacional de Control de la Brucelosis Caprina.

“Destinaremos $1.800 millones para combatir enfermedades y plagas que afectan nuestras economías regionales. No solo pueden ser perjudiciales para la salud animal y vegetal, sino que también afectan el rendimiento de la producción, generando pérdidas económicas muy importantes, pero, además, y uno de los aspectos centrales, puede afectar la salud de nuestros productores y sus familias. Por eso estamos trabajando para combatir la Lobesia Botrana, la Mosca de los Frutos, el HLB, el Picudo y la Brucelosis”, remarcó Buryaile.

Con la implementación de medidas sanitarias se busca reducir el alto impacto que tiene la enfermedad en la salud pública y en la productividad de los rodeos caprinos y su economía, mediante la aplicación de diferentes estrategias implementadas en varios países del mundo y recomendadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La brucelosis caprina producida por Brucella melitensis es una enfermedad que afecta a estos animales en varias provincias argentinas. Como zoonosis que se transmite a las personas comúnmente afecta a familias cabriteras que viven en zonas cabriteras alejadas de centros urbanos y de asistencia, aunque también puede enfermar a consumidores de quesillos frescos, habitualmente turistas y viajantes.

En Mendoza y San Juan, donde el Sistema Nacional de Vigilancia del Ministerio de Salud Pública de la Nación registró una muy importante caída de los casos humanos, ya ha sido probada la eficacia de la vacunación masiva y sistemática de los caprinos para cortar la transmisión a las personas.

El presente Plan permitirá ampliar este fuerte impacto positivo al resto de las provincias endémicas, donde la enfermedad está presente en animales y se registran casos humanos.

Para las zonas endémicas del país, se establece la aplicación de la vacuna B. melitensis Rev.1 de manera masiva y sistemática en la población caprina y ovina, por vía conjuntiva, cada dos años en cada establecimiento.

En cambio, para zonas donde la enfermedad está presente en animales pero no se registran casos humanos, se podrán implementar diferentes estrategias una vez evaluados los riesgos asociados a la salud pública y al progreso sanitario esperable.

Por último, en las zonas libres de enfermedad (con o sin vacunación), se mantendrá un sistema de prevención de ingreso de la infección y de vigilancia epidemiológica a fin de detectar precozmente el eventual ingreso de la enfermedad y un plan de contingencia que permita su pronta erradicación para mantener el estatus sanitario.

Foto: Prensa Minagro