Inicio Economía En seis meses los precios ya aumentaron lo estimado para todo 2019:...

En seis meses los precios ya aumentaron lo estimado para todo 2019: casi 23%

Aunque por la protección mediática de la que goza el gobierno nacional muchos medios de comunicación resaltan la continuidad hacia la baja, la inflación sigue siendo un problema, con un alto valor en junio: 2,7%; con el agravante que la interanual llega al 55,8% y que en seis meses los precios aumentaron lo que Economía y el FMI estimaron que subirían en todo 2019: 22,4%.

Además, este 2,7 % de aumento de precios de junio, no contiene el aumento de tarifas dado que fue pospuesto hasta el mes de octubre para que no repercutiera negativamente al gobierno para las próximas elecciones presidenciales.

Tras el dato, el IPC logró tres meses a la baja desde el dato de 4,7% en marzo y comenzó a alejarse lentamente del pico inflacionario de 57,4% interanual en mayo, el más alto desde 1991. De esta manera, la estricta política monetaria del Banco Central a través de la tasa de Leliq continúa mostrando resultados, pese a la asfixia al sector productivo. Contradictoria ecuación.

El economista de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, afirmó que el dato de inflación continuó con la esperable tendencia bajista: «En un contexto de estabilidad y reversión parcial de la suba del TCN, congelamiento transitorio de tarifas, acuerdos de precios y política monetaria dura que hace difícil o más lento el traslado en no transables».

«En términos generales, en la medida que la crisis por balance de pagos parece quedar atrás, la tasa de inflación intenta volver al régimen o ritmo previo de 2% mensual», graficó.

Por su parte, el Indec informó que el aumento del costo de los «Alimentos y Bebidas no alcohólicas» subió 2,6%. De esta manera, se situó por tercer mes consecutivo por debajo del promedio general difundido por el organismo y tendrá un efecto positivo en los indicadores sociales como pobreza e indigencia.

En la misma línea, el director de EPyCA, Martín Kalos, también atribuyó la baja gradual del costo de vida a la calma en el mercado cambiario y afirmó que impacta directamente en el rubro de «Alimentos y Bebidas no alcohólicas». Y, añadió que, a raíz del congelamiento tarifario, «la presión inflacionaria de junio no fue tan alta, sobre todo en el rubro vivienda».

Ayer, el FMI difundió un informe donde estimó que en 2019 el aumento de precios promedio será de 40% y de 32,1% en 2020. Además, la institución que dirigirá David Lipton de modo interino proyectó una caída del PBI de 1,3% y estimó el déficit fiscal primario en 0,3% para este año.

Los pronósticos del FMI van en línea con el REM, que consideró que la inflación interanual, tanto a nivel general como núcleo, se situará este año en 40,0% y 41,5%, respectivamente. Asimismo, la expectativa para 2020 se ubicó en 27,0% para el nivel general y en 26,0% para el núcleo, en términos interanuales.

Caamaño, por su parte, estimó que en caso de que continúe el viento de cola externo e interno, «es probable que a fin de año el índice de inflación se encuentre alrededor del 2% mensual».

No hay un número que en materia de economía le cierre al gobierno nacional. Sólo la protección mediática de la que goza morigera el clima social. Aunque se puede observar que en los barrios más humildes la realidad es una «olla a presión».