El maíz de Córdoba, la octava maravilla…

El maíz de Córdoba, la octava maravilla…

Compartir
El licenciado Gonzalo augusto hace la presentación en la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Córdoba es la octava región productora de maíz en el mundo. Fue un dato que  Gonzalo Agusto transmitió a los asistentes al acto del remate del primer lote de maíz que inauguró la campaña comercial 2018/2019 e impactó de lleno en quienes escuchaban el dato, que fue ilustrado a través de gráficos e imágenes.

Figura en el lote de las “potencias” maiceras: 1) Iowa, con 63,7 millones de toneladas; 2) Illinois; 3) Nebraska; 4) Minnesota; 5) Mato Grosso; 6) Indiana; 7) Dakota del Sur; 8) Córdoba, con 18,2 millones de toneladas; 9) Kansas; 10) Ohio. La compración se efectuó por jurisdicción, ya fuere provincial (como es el caso de la Argentina) o estadual (como es la división política de Estados Unidos y Brasil, dónde son “Estados”).

El trabajo que presentó Agusto, del equipo de economistas de la Bolsa de Cereales de Córdoba, agregó otro “ranking” que demuestra lo que es el maíz para Córdoba y la Argentina: es la séptima región en el mundo, con mayor producción per cápita por año.

Los datos presentados señalan a Córdoba como principal productora de maíz de la Argentina, aportando 18,2 millones de toneladas, el 38% del total del cereal que se cosechará en el país. Buenos Aires es la segunda productora, con el 30% y Santa Fe la tercera, con el 14%. La cosecha argentina total se arrimará este año a los 50 millones de toneladas.

Córdoba ocupa el primer puesto dentro de los estados que más aportan a la producción nacional, representando en la campaña 2018/19 un 38% de la producción argentina. En segundo y tercer lugar se encuentra el estado Mato Grosso y la provincia de Buenos Aires con una participación del 32% y 27% respectivamente. Esto se traduce en una concentración de la producción maicera argentina del 65% en solo dos provincias, mientras que tal guarismo es alcanzado por Brasil acumulando la producción de los cuatro estados más importantes (69%), y los seis principales para Estados Unidos (67%). Debe considerarse que mientras mayor es la concentración geográfica del cultivo, mayor es la exposición al riesgo climático, siendo Brasil el país con el cinturón maicero más disperso.

En lo que atañe a productividad, Córdoba tuvo una importante mejora en la campaña 2018/19 con respecto a la anterior, pasando de un rendimiento promedio de 6,4 a 8,6 toneladas por hectárea. Si bien el clima y la tecnología han contribuido a incrementar la productividad en 35% con respecto al año anterior, aún quedan desafíos por superar, especialmente si se compara con los estados que lideran en términos de rendimientos: Illinois (13,2 tn/ha), Iowa (12,3 tn/ha), Nebraska (12,1 tn/ha) e Indiana (11,9 tn/ha).

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba