Inicio Agroindustria El gobierno empezó a desactivar el principal foco de conflicto con el...

El gobierno empezó a desactivar el principal foco de conflicto con el agro

El Gobierno nacional anunció la flexibilización del cupo de vaca con destino a China y empezó a desactivar el principal foco de conflicto con el campo. A partir de contactos con cámaras del sector frigorífico, estiman que se cumplirá el cupo de 25.538 toneladas para exportar hasta fin de año. En el plano político, las entidades gremiales del campo apoyaron la medida, pero expresaron su postura contraria a los nuevos requisitos para la exportación de maíz 2020/21, que se conoció casi en paralelo a la reapertura del cupo cárnico.

Según el decreto 700/2021 y la resolución 219/2021, el Gobierno oficializó una mayor apertura del cupo de vaca conserva con destino a China, que según cálculos oficiales son 140.000 vacas, un volumen de 25.538 toneladas. La medida contempla la asignación de 50 toneladas mensuales para los establecimientos de Ciclo 1 y de 100 toneladas mensuales para los Ciclo 2. La normativa detalló que esta asignación se realizará hasta alcanzar las 140.000 cabezas faenadas de esta categoría.

La medida alcanza a las plantas habilitadas para exportar al mercado chino y las que cumplieron el criterio de “past perfomance”, que establece antecedentes de exportación. “Los anuncios fueron de acuerdo a lo solicitado al ministro Julián Domínguez”, reconoció Javier Peralta, secretario de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra). El directivo hizo hincapié en un tema que preocupa a estos industriales. “Esperamos que en las próximas semanas se tengan en cuenta a los frigoríficos sin past performance y con destinos secundarios”, sostuvo.

En off, los productores admitieron que la medida llegó tarde. En la previa al cupo de exportaciones, los ganaderos aprovechaban la fuerte demanda china, para vender durante el invierno las vacas conserva y manufactura.  Con el dinero ingresado a partir de estos vientres improductivos, podían adquirir vaquillonas preñadas, para mejorar la productividad del rodeo. En este sentido, advirtieron que la decisión de limitar las exportaciones al gigante asiático desactivó esta dinámica.

Casi en simultáneo con estos anuncios, la cartera agropecuaria nacional implementó nuevos requisitos para la exportación del maíz 2020/21. En este sentido, la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios puso en vigencia el artículo 18 de la Resolución 128, del 14 de noviembre de 2019, al entender que se alcanzó el saldo exportable del cereal de ese ciclo. De acuerdo a estadísticas oficiales, la industria declaró despachos por un volumen de 38,5 millones de toneladas. El principal cambio radica en que se podrán registra ventas con un plazo máximo de 30 días.

Operadores del negocio señalaron que, a diferencia de otros años, se alcanzó el límite del saldo exportable antes de diciembre y las autoridades -como medida preventiva- ajustaron los mecanismos para llegar sin problemas al empalme con la nueva cosecha, en marzo del próximo año. “Con el rumor de subas en derechos de exportación o de cierre en los registros, en sólo dos semanas de septiembre se anotaron 1,2 millones de toneladas”, admitió una fuente que conoce de cerca el negocio granario.